La ministra de minas y energía, María Fernanda Suárez, lanzó esta tarde una alerta por la cantidad de gas disponible para el consumo industrial y residencial en Colombia.

Esta tarde, al hacer un análisis de proyecciones energéticas en el país, dijo que por primera vez desde cuando se utiliza ese combustible, las reservas probadas no alcanzan a los diez años.

La ministra dijo que, en cambio, las reservas de petróleo mostraron un leve incremento al cierre de 2018, al pasar de 5,7 a 6,2 años. Así las cosas, las reservas a 31 de diciembre llegaron a 1.958 millones de barriles.

Durante 2018, el país logró la incorporación de 492 millones de barriles (Mbls) a sus reservas probadas, de los cuales 450 corresponden a reevaluaciones fruto del desarrollo de proyectos de recobro mejorado, producción incremental y factores económicos, y 42 Mbls más, producto de nuevos descubrimientos.

Sin embargo, la ministra de minas reconoció que lo más grave es que por primera vez las reservas de gas cayeron por debajo de 10 años.

En materia de producción, se registró un incremento del 1,3%, al pasar de 312 millones de barriles en 2017 a 316 Mbls en 2018.

Advirtió que, en materia de gas, las reservas probadas del país cayeron en un 2,9%, al pasar de 3.896 a 3.782 giga pies cúbicos (Gpc) en 2018. En consecuencia, la vida útil de las reservas probadas del país se redujo en 1,9 años, al pasar de 11,7 a 9,8 años en 2018. Esta tendencia se observa desde el año 2012.

Con corte al 31 de diciembre de 2018, el país logró incorporar 272 giga pies cúbicos a sus reservas probadas, principalmente por la reclasificación de recursos y descubrimientos que permitieron adicionar 34 Gpc. No obstante, el informe evidencia un incremento del 16% en la producción comercializada de gas, que pasó de 332 a 386 giga pies cúbicos en 2018.

«El gas natural es un combustible fundamental para la transformación energética. Sin embargo, por cada giga pie cúbico producido solo estamos incorporando 0,7 a nuestras reservas probadas. Las proyecciones muestran que si no encontramos nuevas fuentes en 2021-2023 podríamos necesitar gas importado para suplir la demanda de gas domiciliario en algunas zonas del país, a un precio de más del doble del costo interno», agregó la ministra.

 

Leave a Comment

También te puede interesar