Pedro Fuquen, Periodista y analista

Por: Pedro Fuquen

En tiempos de la pandemia, los que nos dedicamos a escarbar libros y a buscar historias, no solo contemporáneas, sino antiguas descubrimos temas muy atractivos y de moda.

Encontramos que en Colombia, hay expertos de todo, con razón o sin razón, con títulos cartones o certificaciones, o simplemente empíricos, de la Universidad de la calle y de la vida. Tenemos expertos en criticar y en no dejar hacer.

Hay muchos ejemplos vivos, que vienen al caso, como anillo al dedo, dirían las abuelas. En Bogotá, tenemos más de ocho millones de expertos en transporte masivo, llámese, tranvía, tren urbano, buses, busetas o simplemente metro.

Todos los días ofrecen declaraciones, estudios, análisis, soluciones mágicas, maravillosas, desde los políticos, que lo único que hacen es crecer las estadísticas de la corrupción y de buscar donde se pueden quedar con los recursos del estado, que son de nosotros.

Hablan de lo que no saben, pero convencen a los despistados electores, que están al postor por el tamal, la lechona, la teja, o la plata simplemente.

Desde San Andrés a Leticia y desde Ipiales hasta el Cabo de la Vela, tenemos expertos en todos los temas, gracias a Dios. Pero lo que hacen es desorientar a la opinión pública y aprovecharse de la ignorancia.

Somos encantadores y pronosticamos todo, con el fundamento que nos da la carreta de inventar todo, somos expertos en rumores, en consejas, en crear mitos y convertir en realidad hasta el punto que le construyen enlaces que lo convierten en verídico.

Nos une el chisme, el cuento, el chiste barato y el humor fino llamado cachaco, pero que sale de todos los rincones del país.

Somos cincuenta millones de expertos en futbol, sabemos de la alineación de los equipos y defendemos la experticia en muchos aspectos del deporte.

En ciclismo, somos especializados y cuando un joven sale y gana dos etapas de una vuelta local, ya lo ponen como el sucesor de los grandes eventos en el mundo, si pierden, hablan pestes. Que los llamaron de tal o cual equipo que se va a ganar tantos miles, de millones de dólares.

También los personajes que se convierte en historiadores y notarios de la cotidianidad, in-ventando que estuvieron y fueron testigos de momentos importantes cuando no es cierto. Somos expertos en todo y nos ufanamos, los diplomamos los graduamos de doctores y profesores en todos los temas. Así somos nosotros

Hasta la próxima!!!

También te puede interesar