Viajes

El Bohio un maravilloso refugio para vacacionar en Palomino – Guajira –

Playas de Palomino y Hostal el Bohio,dos lugares para visitar en la Guajira/foto - Alberto Santander

 El Bohio un hostal  para disfrutar el turismo del mañana

Por : Alberto Santander B

El municipio de Palomino en la Guajira se ha convertido con los días en uno de los lugares más visitados por nacionales y extranjeros que llegan a diario a la Costa Atlántica, para visitar sus playas e internarse entre la naturaleza de este exótico lugar de Colombia.

A 70 kilometro de Santa Martha por la troncal dela Magdalena que lleva a Ríohacha capital de la Guajira, está Palomino a pocos minutos del Parque Nacional Natural Tayrona, otro de los mayores atractivos y uno de los sitios que se ha convertido en el boom para el turismo de aventura.

En medio de una naturaleza exuberante, Palomino emerge como un paraíso para los visitantes que se aventuran en busca de su playas y la frescura de su río que desemboca en un mar calido de suaves playas y ondulantes olas, donde el disfrute es placentero y la magia del caribe y su comida se conjugan en todo su esplendor.

Cuando se viaja a Riohacha en el camino entre Buritaca y Mingueo, se encuentra ese lugar donde el verano de extiende todo el año, y su estrecha calle principal llena de multicolores tiendas de artesanos, restaurantes de comida típica , gourmet, bares y hostales ofrecen lo mejor a sus visitantes, que buscan un solaz y lo encuentran en los variados servicios turísticos del lugar.

Basta internarse por esa mágica calle que por momentos parece un bazar turco lleno de compradores que la recorren hasta llegar a la playa en un verdadero hervidero de gente que bajo el radiante calor se mueve en este mundo de turistas y nativos de la región.

En esa misma calle angosta se encuentra el Hostal el Bohío, un refugio atendido por sus propietarios. Un lugar apacible y acogedor para pasar los días y las noches en medio del caluroso clima tropical, alejado del bullicio de los alrededores y vivir junto a la naturaleza las vacaciones más tranquilas.

La frescura en los alojamientos que ofrece el Bohío, además de su atención personalizada, permite a los huéspedes vivir unas verdaderas vacaciones, a precios moderados en habitaciones amplias y bien acondicionadas para descansar y disfrutar de sus incomparables desayunos cada mañana.

Quienes vayan a Palomino y pasen por el Bohío, no solo vivirán momentos inolvidables, sino que al salir desearán volver en algún otro momento de sus vidas.

También te puede interesar