Nacionales

El Congresista liberal Carlos Chacón fue elegido como presidente de la Cámara de Representantes

El congresista del Partido Liberal, Alejandro Carlos Chacón fue elegido para que asuma la presidencia de la Cámara de Representante en este primer año legislativo, acogiendo los acuerdos partidistas que hicieron previo a la posesión del Congreso de la República.

La primera vicepresidencia de la mesa directiva de la Cámara de Representantes la tendrá Cambio Radical en cabeza de Atilano Alonso Giraldo Arboleda.

En la segunda vicepresidencia estará el representante por Bogotá, Inti Asprilla, quien se ha caracterizado por hacer una fuerte oposición desde el Congreso a la administración del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa.

El secretaria general de la Cámara de Representantes seguirá siendo el abogado Jorge Humberto Mantilla quien ha estado en ese cargo por varios periodos legislativos.

Desde hace dos semanas compromisarios de diferentes partidos políticos se venían reuniendo para acordar la conformación de las mesas directivas por los cuatro años que durará este Congreso de la República y desde el principio quedó establecido que el Partido Liberal tendrá la presidencia en el primer año legislativo.

Durante la elección de la mesa directiva de la Cámara de Representantes, partidos como Farc y la Decencia que no hicieron parte del acuerdo partidista para la conformación de la mesa directa, postularon a la excandidata vicepresidencial Ángela María Robledo.

Según los acuerdos partidistas la colectividad Cambio Radical tendrá la presidencia en el segundo año legislativo, en el tercero serán los Conservadores que estarán presidiendo este órgano y el Centro Democrático tendrá la presidencia en el cuarto y último año legislativo.

Perfil del Representante A La Cámara Alejandro Carlos Chacón Camargo

Nació el 02 de octubre de 1972 en Cúcuta, Norte de Santander.

PARTIDO: Partido Liberal Colombiano

ESTUDIOS:

Derecho (1999).

Especialización en Derecho Administrativo (1999).

Maestrando en Ciencias Económicas, Universidad de Pamplona (En Curso).

EXPERIENCIA LABORAL:

• Asesor de Organización de Estados Iberoamericanos.

• Alcalde encargado de Cúcuta en varias oportunidades.

• Director de DASSACU (Departamento Administrativo de Seguridad Social en Salud en Cúcuta).

• Liquidador del IDUC.

• Secretario de Desarrollo de Cúcuta.

• Congresista (2010-2014).

• Congresista (2014-2018).

• Parlamentario Internacional del Concejo Global para la Tolerancia y Paz (2018)

• Congresista (2018-2022)

COMISIÓN CONSTITUCIONAL:

• Comisión I (2017-actual).

• Comisión III (2010 – 2014).

• Comisión III (2015-2017).

El Representante Alejandro Carlos Chacón Camargo fue presidente de la comisión III en la legislatura

(2015-2016).

COMISIÓN LEGAL:

• Comisión de Acusación (2014 – 2015).

COMISIÓN ACCIDENTAL:

• Comisión de seguimiento a las actuaciones del gobierno nacional para la preservación del Páramo

de Santurbán (PERIODO LEGISLATIVO: 2014-2018).

• Comisión para el seguimiento a la política de educación nacional (PERIODO LEGISLATIVO:

2014-2018).

Proyectó: Susana López Merlano

• Comisión de seguimiento a la política petrolera y a los recursos de regalías (PERIODO

LEGISLATIVO: 2014-2018).

• Comisión ante los órganos de administración y decisión regional OCAD (PERIODO

LEGISLATIVO: 2014-2018).

• Comisión de Desafíos del futuro para la Ciencia y la Tecnología. (PERIODO LEGISLATIVO:

2014-2018).

• Comisión de seguimiento a la política de educación nacional (PERIODO LEGISLATIVO: 2010-

2014).

• Comisión de seguimiento de paz (PERIODO LEGISLATIVO: 2010-2014).

Discurso de posesión presidente de la CÁMARA 2018 – 2019

Apartes del Discurso del Presidente de la Cámara 

Este 20 de julio es distinto a cualquiera de los ya vividos.

Han transcurrido cerca de 208 años desde el grito de la independencia. Desde entonces, la República

ha sufrido el embate terrible de guerras y cruentos enfrentamientos. Desde las infecundas discordias

caudillistas en los albores de la República, pasando por los indescriptibles hechos de la violencia bipartidista,

hasta llegar a los nefandos días del terrorismo guerrillero y paramilitar. Todas estas épocas, han marcado la

historia de la patria con heridas que por fortuna empiezan a cicatrizar, pero que nunca deben ser olvidadas.

Pero la diferencia de este 20 de julio con los anteriores está signada por algunas circunstancias

fundamentales.

La primera de ellas es la contienda, democrática pero álgida y convulsa, vivida hace unos meses, en

medio de la prédica de tesis antagónicas frente al manejo de los asuntos del Estado. Empero, las elecciones

parlamentarias y presidenciales fueron ejemplo de tolerancia y acatamiento de los preceptos constitucionales.

La segunda notable circunstancia, es la llegada al poder ejecutivo de un Partido, tras ocho ejerciendo

sus derechos políticos desde la difícil tribuna del disenso con el Gobierno, lo cual es diciente de la fortaleza

de la democracia que tenemos y estamos en la obligación de proteger, conjurando las amenazas que sobre ella

se ciernen.

Bien sabido es el rechazo y la falta de aceptación de la rama legislativa por parte de una opinión

pública cada vez más ilustrada e intolerante frente a los abusos del poder. Sin embargo, el Congreso

colombiano ha enfrentado ácidas pruebas, y no ha sido inferior a ellas. Hoy, debemos continuar fortaleciendo

y trazando un mejor camino para todos los colombianos con agendas legislativas de corte modernizante, que

sean instrumento eficaz para profundizar la democracia y combatir las desigualdades sociales.

Y tal empresa ya la hemos acometido: en la legislación más reciente, este Congreso, de forma

autónoma, y en ejercicio soberano de sus prerrogativas constitucionales, desde la CÁMARA DE

REPRESENTANTES presentó iniciativas que hoy son Leyes de la República, como:

• La Ley que contempla subsidios de programas de vivienda en especie para madres cabeza de hogar

con hijos en situación de discapacidad;

• La Ley para fortalecer la regulación y supervisión de los conglomerados financieros y los

mecanismos de resolución de entidades financieras;

• La Ley que reglamenta el servicio de reclutamiento, el control de reservas y la movilización;

Entre otras, que consultan las necesidades de los ciudadanos.

Además, este Congreso que se instala muestra como galardón, que hoy la Patria tiene un Presidente de la

República que recién acaba de pasar por una de sus cámaras. Es un hombre que vivió y sintió los rigores de

pertenecer a un parlamento donde tomaron asiento disímiles voces, en medio de un aire agitado por

confrontaciones agudas. Es un hombre que con trabajo riguroso y dedicado, logró que LA VOZ SOLITARIA

de un congresista de la oposición llegara a ser hoy LA VOZ RECIA del conductor de un Estado.

2

Este hecho es un reconocimiento de la tarea indispensable del poder legislativo, que no solo es la

fuente de las Leyes, sino la sede de la crítica y del control político en el que él brilló, mérito que le reconoció

el Pueblo eligiéndolo Presidente de la República.

Por eso, precisamente, es que he sido un defensor sin desmayo de la autonomía, del honor, y del

respeto profundo que el Congreso merece. He sentido como propias las críticas que legítimos opositores y

enemigos de estas corporaciones hacen de forma insistente y febril, y no desconozco las faltas y los errores de

algunos de los congresistas que han tomado asiento en este recinto. Pero si SUBRAYO que los errores

personales no pueden confundirse con la institución legislativa, ni pueden nunca menoscabar el rol

institucional que encarna el CONGRESO DE LA REPÚBLICA y, por lo tanto, sus miembros.

Valga la oportunidad para rememorar las actuaciones estelares de antiguos protagonistas del

CONGRESO DE LA REPÚBLICA. Acá tomaron asiento personalidades fabulosas como las de,

ÁLVARO GÓMEZ HURTADO, un dirigente de agudeza intelectual destacada y de talante

democrático sin igual;

GILMA JIMÉNEZ, connotada líder de recio carácter democrático, y cuya esclarecida voz se levantó

siempre en defensa de los derechos de los niños y las niñas;

Así como jóvenes figuras entre los que destaco con especial admiración a DAVID BARGUIL y

SIMÓN GAVIRIA, quienes sobresalieron con proyectos de ley audaces, y con debates de control político en

favor de las necesidades más sentidas de los colombianos.

JORGE ENRIQUE ROBLEDO, quien ha ejercido la oposición con dignidad y fortaleza, y en buena

hora seguirá haciéndolo, constituyéndose en una fuente de credibilidad de todo el poder legislativo.

Y dirigentes políticos como ÁLVARO URIBE VÉLEZ, CÉSAR GAVIRIA TRUJILLO Y ANDRÉS

PASTRANA ARANGO, que trazaron una impronta brillante en el Congreso, que los elevó a la cúspide del

poder Ejecutivo.

Y no puedo dejar de citar el nombre de GERMÁN VARGAS LLERAS, que hace parte también de esta

constelación de legisladores meritorios y fecundos que le han prestado tan grandes servicios a Colombia.

Esto son apenas unos pocos, entre centenares de congresistas que han dignificado la actividad

parlamentaria, dando muestras de trabajo disciplinado y permanente, en beneficio de la población

colombiana.

Hablan en favor del Congreso no solo muchos colombianos brillantes y abnegados, hasta el punto de

sacrificar su vida, sino ejecutorias que son legados institucionales imborrables de la historia de la Patria.

No es posible olvidar que el CONGRESO DE COLOMBIA debatió y tramitó hasta su expedición la

LEY 200 de 1936, la cual introdujo el concepto de la función social de la Propiedad, sobre la cual copiosos

análisis y elogios se han hecho, evidenciando el espíritu progresista de quienes nos antecedieron como

representantes del pueblo colombiano.

Así mismo, El ACTO LEGISLATIVO 01 de 1986, por medio del cual se reformó la Constitución de

1886 para permitir la elección popular de alcaldes, como expresión genuina del Pueblo, que es titular de la

Soberanía.

Y en una época más reciente, la LEY 1530 de 2012, con la cual se estableció una nueva arquitectura

institucional para la distribución de las Regalías en Colombia, permi

3

Estos son solo algunos ejemplos del arduo trabajo histórico del CONGRESO, que en numerosas

oportunidades ha sido vilipendiado, las más de las veces solo para mostrar el oportunismo irresponsable de

algunos dirigentes y formadores de opinión que no merecen ser tenidos por tales; pero en cambio, solo en

muy escasas ocasiones hay quienes exaltan su estimable labor.

Entre tantas leyes y actos legislativos con los cuales el CONGRESO ha logrado responder a las

necesidades de los ciudadanos colombianos, mencioné solo estos tres, para sustentar que aquí se han gestado

las grandes reformas que desafían sin temor el STATU QUO, pero siempre con profundo respeto por la LEY

y la CONSTITUCIÓN.

Tratándose entonces de fortalecer la dignidad de esta Corporación, este período Constitucional será

objeto de mi esfuerzo y mis desvelos como presidente de la CÁMARA DE REPRESENTANTES, para que la

presente sea reconocida y recordada como la legislatura de la Técnica y de la Probidad, según la frase

afortunada de un ex presidente de la República.

De la técnica, porque velaremos por la perfección de nuestra actividad legislativa, que será

consistente desde el punto de vista del Derecho, de las reglas fiscales y del interés general.

De la probidad, porque lucharemos incansablemente para que nuestro trabajo no admita mancha

alguna ni desvío doloso que atente contra el orden moral y legal que le da base a nuestra democracia.

PORQUE con técnica y probidad asumiremos retos en temas trascendentales como la reforma fiscal,

ampliamente anunciada por el nuevo Gobierno Nacional; la lucha sin tregua contra la pobreza monetaria y

multidimensional; el trabajo con instituciones de gobierno para promulgar leyes que favorezcan el ambiente

empresarial para la generación de empleos dignos; mecanismos de sostenibilidad ambiental, priorizando la

defensa de páramos y humedales; el fortalecimiento de la Educación pública para ampliar la cobertura y la

calidad; la promoción de acciones afirmativas en favor de las mujeres y de las minorías étnicas; en fin, tantos

campos donde el pueblo colombiano podrá tener certeza de los ingentes esfuerzos que ejecutaremos.

¡Cómo NO pensar en esta clase de acciones legislativas en una Colombia que aún conoce la

discriminación, y donde a pesar de los esfuerzos, persiste una desigualdad social que se acentúa de forma

constante!

Basta observar las estadísticas oficiales para reconocer el abismo insondable entre lo que parecen ser

dos Colombias opuestas: una, la de la modernidad, y la otra, la de los privilegios y la desigualdad galopante.

Aun cuando las cifras muestren que la pobreza ha conocido reducciones importantes en los últimos

años, el Congreso de la República no pude cejar en su exigencia de llevar estos resultados aún más lejos,

porque todavía 26,9% de la población de Colombia es pobre, y 7% se encuentra por debajo de la línea de

POBREZA EXTREMA. Esta situación, pese a ser mejor que la del pasado, sigue siendo inaceptable para los

congresistas de Colombia.

Cuando el DESEMPLEO se ubica en 9,7% de la población, y los niveles de INFORMALIDAD

alcanzan en ciudades como Cúcuta 64,9% y en Sincelejo 65,7%; el Congreso, y en especial la CÁMARA DE

REPRESENTANTES, no asumirá un rol timorato ante esa realidad.

Por el contrario: es acá donde debemos hacer buen uso de los poderes que nos otorga la Constitución

Política, toda vez que la FACULTDAD de hacer las leyes en un país con enormes desigualdades, nos entrega

una responsabilidad sin parangón para contribuir con soluciones eficientes.

Es en este escenario donde los colombianos desean que actuemos con eficacia, y en donde

seguiremos mostrando ejecutorias que reviertan el precio injusto que se ha cobrado a la imagen del Congreso,

aun cuando no puedo dejar de señalar, la responsabilidad más directa ante los anteriores hechos de nuestra

economía, por competencias constitucionales, es de la RAMA EJECUTIVA.

4

Este Congreso será consecuente con la decisión que el país tomó en las elecciones presidenciales.

Por lo tanto, pese a que el PARTIDO DE GOBIERNO no cuenta con las mayorías en el CONGRESO

NACIONAL, diferentes partidos políticos, entre ellos el mío, prestarán su concurso para acompañar AL

GOBIERNO, siempre que las iniciativas gubernamentales tengan como propósito mejorar las condiciones de

vida de los ciudadanos y recuperar la FE Y LA CONFIANZA EN LA INSTITUCIONALIDAD nacional.

En estos casos, el Congreso de la República será promotor, y nunca obstáculo de esos esfuerzos. Eso

sí, dejo muy claro, e insisto en este punto de manera terminante, que el gobierno debe respetar

escrupulosamente la independencia y la autonomía plena de la RAMA LEGISLATIVA, de la cual seré un

celoso guardián en mi condición de Presidente de esta Cámara.

LO ANTERIOR ME PERMITE aclarar, que si bien LA OPINIÓN PÚBLICA le exige cada vez más

a la RAMA LEGISLATIVA, generalmente desconoce que el CONGRESO DE LA REPÚBLICA viene

sintiendo la reducción de su autonomía y de su capacidad crítica ante el Ejecutivo, por cuenta de hechos como

la pérdida de la iniciativa del gasto público, y también por la desaparición de los fueros que antaño

resguardaban a los Congresistas, lo cual no era un capricho, sino una herencia milenaria que data de los

tiempos en que la república romana cobijaba con inmunidad a los tribunos de la plebe para que ejercieran su

dignidad sin temer los atropellos de los patricios.

No pretendo que estas palabras tengan un carácter pasajero. NO. Por el contrario: mi superior

propósito es que este breve y sumario análisis sea una hoja de ruta para renovar y revitalizar los poderes y

facultades constitucionales en cabeza de la Rama Legislativa; para que recupere su capacidad de actuar en

armonía y en equilibrio con las otras Ramas del Poder Público.

Habida cuenta de todo lo mencionado, es importante precisar que si bien hemos trazado una hoja de

ruta que auguramos promisoria para la legislatura que hoy inicia, existen peligros y amenazas que anidan en

nuestra democracia. Me refiero concretamente al POPULISMO Y A LA DEMAGOGIA.

Hemos sido testigos de los estragos que ha ocasionado la irresponsabilidad de líderes, que so

pretexto de defender a las clases más necesitadas, dejan en ruinas a las economías y convierten las

constituciones en textos vacíos.

Debemos estar preparados para afrontar este peligro creciente, pues el POPULISMO entraña

indescifrables mezquindades e intereses protervos de quienes pregonan el cambio, en detrimento del

IMPERIO DE LA LEY y de los valores democráticos sobre los cuales se han erigido las sociedades modernas.

Esta amenaza de demagogia irresponsable no es reciente. Ha estado presente en diferentes

escenarios, socavando la legitimidad de las instituciones.

Y la ciudadanía, que presa de las necesidades es movilizada con cantos de sirenas y planteamientos

insostenibles, termina en un frustrante callejón sin salida por la incapacidad del populista de ejecutar en la

administración pública lo que prometió y predicó desasistido de responsabilidad democrática.

Este tipo de actuaciones y planteamientos DEMAGÓGICOS quebrantan la FE Y LA ESPERANZA

de los COLOMBIANOS en un mejor país y en las instituciones actuales, que si bien son imperfectas, son el

resultado de dos siglos de esfuerzos y afanes de toda una nación.

En consecuencia, un esfuerzo gubernamental en el cual el señor Presidente electo sentirá nuestro

pleno respaldo, será el de las medidas que adopte soberana y legítimamente respecto a Venezuela. Tenemos el

irrenunciable propósito de apoyar al Gobierno Nacional para evidenciar la ilegitimidad del régimen

venezolano, precisando la importancia de apelar al Sistema Interamericano de Derechos Humanos para forzar

con medios legales el restablecimiento de la democracia en ese país.

5

No actuar de conformidad con tales iniciativas, callando temerosamente, nos haría cómplices del

cercenamiento de los derechos humanos de MILLONES de venezolanos que hoy padecen la más infame

opresión.

Además, no podemos desconocer que este régimen castro-chavista, y la crisis que ha desatado,

amenazan la estabilidad democrática y económica de la Región.

La criminalidad organizada de nuestro país crece acompasada por la connivencia y la

complementariedad que encuentra en la profunda corrupción que vicia al régimen que hoy gobierna en

Venezuela.

Cabe recordar que procedo de una región azotada por la ilegalidad y la violencia, que se ha

acrecentado por cuenta de la crisis venezolana. En consecuencia, le pido especial atención al GOBIERNO

NACIONAL para que se adopten medidas extraordinarias para contrarrestar la tragedia que viven los

departamentos de FRONTERA.

Es obligación patriótica rechazar con firmeza los recientes hechos de violencia de los que han sido

víctimas líderes sociales en muchas regiones de nuestro país.

Construir el ESTADO COLOMBIANO y MOLDEAR una NACIÓN que cristalice el sueño de

organizarse de forma incluyente, no ha sido fácil. Para entenderlo, basta rememorar el sacrificio indescriptible

de quienes han ofrendado sus vidas para lograr ese cometido.

Un ejemplo es el crimen no esclarecido de JORGE ELIECER GAITÁN; así como el impune

asesinato de ÁLVARO GÓMEZ HURTADO; o la heroica lucha de LUIS CARLOS GALÁN y RODRIGO

LARA BONILLA, o el martirio de dirigentes que como JAIME PARDO LEAL asumieron la tarea de

fortalecer la administración de justicia desde la orilla de la lucha sindical; y las persecuciones y el

derramamiento de sangre de miles de víctimas anónimas, que han caído en defensa de los ciudadanos y del

ESTADO COLOMBIANO.

Entre las víctimas recientes, hay humildes líderes sociales que en su pequeño terruño rural hicieron

gala de tanta grandeza y tanta capacidad de entrega a sus conciudadanos, como para merecer el nombre de

mártires de la democracia; mártires que hoy claman una justicia que este Estado no puede negarles y que

desde este Congreso exigiremos, recordándoselo sin cesar al Gobierno y a la Fiscalía.

Respecto a la Justicia, agrego que he sido y seré por siempre un defensor de la RAMA JUDICIAL.

Como PRESIDENTE de esta CORPORACIÓN ejerceré con mayor dedicación esta tarea, defendiendo a todo

trance la INDEPENDENCIA Y LA INTEGRIDAD de la institucionalidad judicial.

No podría dejar pasar esta formidable oportunidad sin mencionar los 170 años que han transcurrido

desde la creación del PARTIDO LIBERAL, Partido que por su historia y por sus ideas está muy por encima

de cualquiera de sus miembros.

El PARTIDO LIBERAL ha sido promotor de las grandes TRANSFORMACIONES del ESTADO,

en beneficio del interés colectivo y en defensa de las libertades de los ciudadanos.

Su motor ideológico principal ha sido siempre el afán de convertir al Estado en el garante y el

promotor de los derechos civiles; del derecho de asociación y de libre expresión; del derecho de propiedad,

tanto de su protección y conservación, como de su acceso por parte de los pobres y los débiles que tienen

también el derecho de propiedad sobre una vivienda digna o a una parcela de tierra.

Somos un partido centrista. No de izquierda, no de derecha, sino de centro. Hemos sido y seguiremos

siendo prenda de garantía del equilibrio político nacional y de las trasformaciones institucionales que afiancen

la modernidad en Colombia.

6

La condición de hombre de Partido, me hace sentir que es deber de este Congreso contribuir al

fortalecimiento, no sólo del PARTIDO al que yo pertenezco, sino al de todos los demás, que como es el caso

de organizaciones políticas históricas de Europa y América, pasan también por momentos que obligan a

ajustar sus POSTULADOS Y SUS DOCTRINAS, para que sin perder de vista la riqueza de su esencia,

compaginen mejor con las nuevas realidades del país y del mundo.

Por consiguiente, el fortalecimiento de los partidos, siempre que se lleve a cabo respetando el espacio

de los liderazgos individuales que también reaniman la democracia, es una tarea pendiente que estamos

dispuestos a revisar y promover.

Por último, los invito a todos a trabajar con denuedo en la agenda común que nos vincula. A Dios, le

pido su protección y su ayuda. A mis hijos Carlitos, Sarita y Alejandra; a mi madre, mi padre y mi hermana,

mi familia que tanto amo, les pido su dispensa por el tiempo del que los privaré para consagrarme al trabajo

legislativo que ahora será mucho más intenso. Es un sacrificio bien conocido por todos los que profesamos el

apostolado de la política, oficio apasionado y abundante en recompensas espirituales, pero desagradecido e

injustamente criticado a veces.

A mis coterráneos y compatriotas, les pido solidaridad y comprensión. Todos debemos tener claro

que los frutos de esta dura brega, solo se verán con el paso de los años; pero al fin y al cabo, no es para la hora

venidera que trabajamos, sino para seguir construyendo la Patria, que será el legado que reciban nuestros hijos

y nuestros nietos.

Que Dios nos bendiga.

 

También te puede interesar