Internacionales

Éxito o golpe de suerte? El secreto de Corea del Sur para contener el COVID-19

Grupo d medico de Corea del Sur REUTERS / Kim Kyung Hoon

Sputnik – Con más de 51 millones de habitantes Corea del Sur pasó de ser uno de los países más afectados a un país que ha logrado contener la expansión del COVID-19 en tiempo récord debido a su reacción rápida y medidas de prevención tomadas, algo que ha sido elogiado incluso por la Organización Mundial de la Salud.

El secreto del éxito de Corea del Sur para lograr contener al COVID-19 se debe a dos factores importantes, el primero fue la reacción rápida del Gobierno al implementar la realización de pruebas masivas a la población y la máxima apertura de información sobre el coronavirus acompañada de medidas estrictas para su prevención. El segundo factor se debió a la responsabilidad de la población a la hora de acatar las medidas y restricciones estrictas dictadas por el Gobierno para contener la proliferación masiva del virus.
La tecnología inteligente también ha desempeñado un papel importante para que Corea del Sur evite el peor de los escenarios por coronavirus, pues sin ella no podrían haber llegado a toda la población.

Desde que China dio a conocer el brote de COVID-19 Corea del Sur  intensificó sus controles fronterizos y lo primero que ha hecho es proporcionar los datos de los viajeros que ingresaban de las regiones con foco de infección a los hospitales y farmacias para verificar con facilidad la identidad de las personas.

Inicialmente Corea del Sur realizaba pruebas elaboradas con el método empleado para MERS que es común para todos los tipos de coronavirus. No obstante, estos test debían seguir un largo procedimiento para compararlos con el genoma del nuevo coronavirus y llevaba días obtener los resultados.

Después de que China revelara la secuencia de los nucleótidos del coronavirus, Corea del Sur trabajó en la creación de un nuevo método de diagnóstico del COVID-19 y consiguió obtener un test de diagnóstico que mostraba los resultados en tan solo seis horas, aunque inicialmente no estaba disponible en muchos lugares de manera paulatina fue distribuida a los laboratorios y hospitales.
Varias compañías extranjeras solicitaron a Seúl utilizar sus reactivos para diagnóstico del COVID-19 mientras que Corea del Sur ya contaba con la capacidad de realizar pruebas a más de 10.000 personas por día.

Tan solo días después del primer caso de contagio de coronavirus proveniente de Wuhan, en Corea del Sur apareció el sitio http://coronamap.site/, un mapa creado por un estudiante basado en los datos oficiales proporcionados por las autoridades de salud que ha sido visitado por más de dos millones de usuarios.
Esta iniciativa fue reconocida por las autoridades locales que usaron la idea e incluso crearon aplicaciones parecidas donde se puede ver la ruta de movimientos del propietario del teléfono con las rutas de los contagiados lo que facilita un rastreo de contacto y evita las infecciones masivas.
Unión e inversión en salud contra el COVID-19
Corea del Sur cuenta con un despliegue masivo de puntos sanitarios donde trabajan incluso centenares de jóvenes que realizaban su servicio militar pero se unieron al personal médico para luchar contra el coronavirus y poder detectar a potenciales pacientes con síntomas de enfermedades respiratorias en todo el país.

A pesar de que las pruebas de diagnóstico del COVID-19 son gratuitas en al menos 600 lugares autorizados, el procedimiento implica más inversión en los trajes de protección que se emplean para revisar a cada paciente. No obstante, la lucha contra el coronavirus continúa y este país ha instalado numerosos puntos de control donde los conductores deben llenar un cuestionario con preguntas sobre su estado de salud sin necesidad de que este salga de su automóvil y dura tan solo 10 minutos.

Para no sobrepoblar los hospitales, los pacientes contagiados con síntomas leves han sido aislados en centros de tratamiento especial donde tienen acceso a medicamentos básicos, artículos de aseo personal, mascarillas y alimentación gratuita donde trabaja un pequeño número de personal médico para vigilar la salud de los pacientes y en caso de deterioro hagan las gestiones de traslado a un hospital o los den de alta si el paciente supera la prueba de COVID-19.

Además, desde el 22 de marzo hasta el 5 de abril, el Gobierno de Corea del Sur ha decidido entrar en una cuarentena de dos semanas con la recomendación de que se cierren instituciones religiosas, educativas, privadas, deportivas, entretenimiento y todo trabajo se realice desde casa.

El caso de una mujer contagiada que había asistido a una iglesia local en Shincheonji y propagó el virus a al menos un centenar de personas fue desmentido luego de que una investigación epidemiológica determinara que esta mujer se contagió durante una reunión habitual que realizaba la iglesia a la que pertenecía.

En todo caso, todos los feligreses fueron puestos en cuarentena domiciliaria y enviados a hacer la pruebas bajo la mínima sospecha de portar el COVID-19.

Para lograr contener un virus altamente contagioso Corea del Sur tuvo que pasar por años de experiencia que inicia desde el 2003 cuando se detectó por primera vez al SARS-CoV, una de las primeras cepas del actual coronavirus y que se estaba propagando desde China.

El Gobierno de Corea del Sur decidió poner controles de medición de temperatura, cámaras térmicas y ordenó el aislamiento obligatorio a todas las personas con síntomas de esta enfermedad.

Desde ese entonces, este país decidió crear una Oficina de Control de Enfermedades en el Instituto de Salud Pública para realizar el seguimiento de nuevas enfermedades virales y llevó a cabo una misión importante durante la pandemia de la gripe porcina el año 2009 logrando que este virus no se expandiera por el país, no obstante, en 2015 este sistema falló.

A pesar de que Corea del Sur realizó un gran trabajo con el virus SARS-CoV, también cometió errores cuando apareció el virus MERS-Cov luego de que su sistema fallara al no poder detectar a los contagiados.

Las autoridades admitieron su error y tras varias medidas sanitarias y de control lograron contener la situación. Estas experiencias llevaron al Gobierno surcoreano a repensar sus enfoques en el área de salud, por eso se ha convertido en un requisito indispensable para sus hospitales multidisciplinarios de contar con al menos una habitación individual totalmente aislada destinada a atender casos virales contagiosos.

Hasta el momento el Gobierno ha estado atento a como evoluciona la pandemia y pendiente si hay que tomar nuevas medidas de ampliar la cuarentena.

Cómo se ha hecho a demostrado buenos avances frente a loas políticas para el manejo de la crisis desde el punto de vista social al poder sostener la linea de abastecimientos a toda la población y evitar desmanes por parte de la población.

Por el lado médico se ha avanzado en el fortalecimiento y la implementación de camas y en la búsqueda y consecución de ventiladores.

En materia presupuestal , el Gobierno debe ser más agresivo y acudir al Banco de la República y fortalecer las líneas de crédito para poder sostener el empleo y evitar una fuerte recesión que termine por afectar la economía.

Vargas le apuesta a crear una renegociación de condiciones laborales y contratación por horas y evitar una masacre laboral.

Sigue presentando una dificultad el llegarle a la población informal.

Debe buscar que el Banco de la República irrigue mayor liquidez , haciendo uso de los recursos del ahorro conque cuenta para una crisis de esta naturaleza que se trata de sobrevivir , sin destruir el aparato productivo.
n

También te puede interesar