Ambiente

Fiscalía abre investigación por derrame de crudo en Santander

Un fiscal de derechos humanos, adscrito a la unidad ambiental asumió la investigación para determinar las responsabilidades en el caso del derrame de cerca de 24.000 barriles de petróleo en Barrancabermeja.

Al sitio, donde se encuentra ubicado el Pozo Lizama-158, lugar del afloramiento del crudo, llegará una comisión especial del CTI para avanzar en el proceso judicial.

Los investigadores tomarán pruebas técnicas, entrevistas a pobladores, funcionarios de Ecopetrol y demás personas posiblemente responsables de esta tragedia ambiental.

El delito que indagará la Fiscalía será el de contaminación ambiental por el daño causado a la flora, fauna y a los pobladores aledaños al sitio donde se presentó la emergencia.

Este lunes se conoció que la Fiscalía General de la Nación, ordenó adelantar una investigación penal por la emergencia ambiental que se originó con el afloramiento de crudo en inmediaciones del pozo Lizama 158, cerca de Barrancabermeja, departamento de Santander.

Una Fiscalía de la Dirección de derecho humanos adscrita al eje temático de Medio Ambiente, asumirá la coordinación de dicho proceso investigativo.

Según fuentes de la entidad, se tiene previsto realizar una inspección judicial a la zona que resultó afectada por el afloramiento del crudo del pozo Lizama, con la debida recolección de elementos e información que permita avanzar en la respectiva indagación.

Esta investigación girará en torno a una presunta comisión por parte de la estatal Ecopetrol del delito de contaminación ambiental.

Dentro de la indagación también se buscará determinar las posibles responsabilidades penales por parte de Ecopetrol por el daño causado a la flora, fauna e incluso a los habitantes de las poblaciones aledañas a la zona donde se presentó la emergencia.

Muchos de estos casos debieron ser reubicados, además de haber recibido asistencia médica.

Se busca identificar el daño que le fue ocasionado al medio ambiente como consecuencia de los centenares de barriles de crudo que se derramaron en los cuerpos de agua y que afectaron a la quebrada Lisama, Casa Muerto y el propio río Sogamoso.

En el proceso se adelantará la toma de entrevistas y declaraciones juramentadas a los funcionarios responsables del manejo adecuado del pozo 158 y de los pobladores afectados por la emergencia.

Ya la Procuraduría General de la Nación, también anunció que busca establecer alguna responsabilidad disciplinaria por el derrame de petróleo del pozo Lisama 158 de Ecopetrol, ubicado en el departamento de Santander.

Se trata de determinar si algún funcionario público o privado habría incurrido en alguna falta por este desastre ambiental que se ocasionó, según fuentes de la Procuraduría.

Una comisión que fue designada por el procurador Fernando Carrillo, se desplazó hace unos días a la zona afectada para verificar las condiciones de la emergencia.

La entidad ya le había solicitado a Ecopetrol un informe detallado sobre las medidas preventivas para detener el afloramiento de hidrocarburos en la zona.

Este informe tendría que contener si las medidas estaban contenidas en el Plan de Contingencia de Ecopetrol y si han sido suficientes para mitigar y prevenir el impacto ambiental ocasionado.

Ecopetrol también estaría solicitado para explicar la relación de las afectaciones a la salud de las comunidades vecinas y de los impactos ambientales al paisaje, los suelos, recursos hídricos y el aire.

El Ministerio Público señaló que: “Expliquen qué labores de rescate de fauna silvestre se están realizando para atender la emergencia”.

Por medio de su cuenta de twitter el procurador Fernando Carrillo estimó: “El daño ambiental causado por el derrame de petróleo en Santander no sólo debe acarrear sanciones disciplinarias ejemplares contra los responsables, sino resarcimiento e indemnizaciones por los perjuicios ocasionados. La @PGN_COL está ya liderando estos dos frentes”.

 

_RAM_

También te puede interesar