Migración intraregional en América Latina: fenómeno entre una misma civilización    

Por : Aymeric Chauprade - Eurodiputado

La migración es un fenómeno que se vive en varios lugares del planeta. Miles de personas se desplazan cada día dejando atrás su país natal, sus costumbres, sus familias, profesiones etc., por diversas razones como pueden serlo la seguridad, una mayor estabilidad financiera e inclusive una mejor condición climática.  

Los flujos migratorios al interior de América Latina, han ocupado un segundo plano, debido a que le fenómeno que más acapara la atención es la marcada emigración hacia los Estados Unidos. Prueba reciente de ello es la caravana de miles de migrantes hondureños indocumentados que se dirigen hacia dicho país, atravesando México.   

Según el estudio Migración internacional en las Américas, realizado conjuntamente por la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la migración intrarregional entre países de América Latina y el Caribe corresponde a la cuarta parte de toda la emigración registrada en la región. Este fenómeno, concierne alrededor de 4 millones de personas con un crecimiento sostenido del 17% anual. Entre las causas principales se encuentran el acceso de algunos países a la OCDE, el fortalecimiento de procesos regionales de integración como por ejemplo el Mercosur.   

Mas alla de las cifras, se trata de la migración entre pueblos hermanos, católicos o protestantes en su mayoría, que habla una misma lengua, tienen los mismos valores pero ante todo pertenecen a la misma civilización. 

Ciertamente, estamos ante enormes desafíos en temas como el desarrollo, la seguridad, las remesas y la relación de la migración con el remplazo generacional. Lo cual repercute en el planteamiento de nuevas políticas fronteriza, afectando la política, la economía y la sociedad de los diferentes países.  Pero en ningun momento se esta ante la fuerte problemática que atraviesa Europa con los flujos migratorios de pueblos ajenos a los valores del viejo continente, en donde se impone la poco a poco la islamizacion de millones de personas.

En América Latina existen numerosas poblaciones de migrantes en la región. En 2015, casi 1 millón de colombianos vivían en Venezuela, aunque los recientes acontecimientos en ese país han modificado los patrones de migración en los últimos años, por ejemplo, existen más de 600.000 venezolanos registrados oficialmente en Colombia en el 2018. Miles de venezolanos de todos los niveles sociales se han visto forzados a partir, ya sea por falta de medicamentos, oportunidades laborales o por la inseguridad. Como ejemplo de ello están los 7.000 ingenieros venezolanos que se han instalado en Argentina.

Este ultimo pais cuenta con la mayor población de origen extranjero de la región con más de 2 millones de migrantes, procedentes en su mayoría de Paraguay y Bolivia. Costa Rica cuenta con el mayor porcentaje de inmigrantes respecto de su población total (casi el 9%), debido a la tradicional migración nicaragüense.  

Colombia fué en el 2016, el principal país de origen de refugiados en América Latina y el Caribe, la razón fue el conflicto interno. La mayoría de los refugiados colombianos se establecieron en Venezuela y el Ecuador. Haití es el segundo país de refugiados de la región con 20.000 solicitantes de asilo. México fue el país de origen de 64.000 solicitantes de asilo, seguido de El Salvador (62.000), Guatemala (46.000), Venezuela (45.000) y Honduras (35.000). 

En México, miles de personas emigran cada año principalmente a los Estados Unidos, sin pasar por alto que es un importante país de tránsito para los migrantes que viajan hacia el norte en dirección a la frontera sur de los Estados Unidos. Sin embargo, debido a la mejora de su situación económica y al aumento del nivel educativo del país, así como al cumplimiento más estricto de las leyes de inmigración en los Estados Unidos, México se esta convirtiendo en un país de destino cada vez más atractivo para los migrantes internacionales.  

Los flujos de migración irregular en la región son diversos. Durante muchos años, los migrantes irregulares detenidos al intentar cruzar la frontera de los Estados Unidos eran mexicanos. En 2016, las detenciones de centroamericanos procedentes de la región del Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) superaron en número a las de mexicanos. Además, los flujos de migración irregular a través de América Central y México se han venido diversificando para dar cabida a una gran cantidad de migrantes caribeños, asi como a un número cada vez mayor de asiáticos y africanos.  

Otro fenómeno entre estos pueblos hermanos, es la migración calificada en donde Chile, Panamá, Ecuador y Bolivia son los países a donde más llegan los inmigrantes con un nivel superior de estudios, según el informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) “Coyontura laboral en América Latina y el Caribe”.  El 79% de los inmigrantes que llegan a Chile son personas calificadas con más de 10 años de preparación académica, a este le siguen Panamá, con 65,4%; Ecuador, con 63,1% y Bolivia con el 62% de inmigrantes cualificados.  Tal no es el caso de la Republica Dominicana, donde hay mas de 450.000 haitianos, es decir el 5% de la población, sin ninguna tipo de educación profesional. 

Por lo anterior, América latina es una región en donde se constata un interesante flujo migratorio que vale la pena seguir muy de cerca en los años venideros, ya que no tendra la mismas consecuencias y dificultades que estamos atravesando en Europa, generadores de tensiones pero sobre todo de actos terroristas,  América latina por el contrario,  es un mismo pueblo hermano. 

 

 

 

 

 

Bohemian Rhapsody -La vida de Freddy Mercury

Love Story - La voz de el inolvidable Al Martino

 

Usuarios

Please publish modules in offcanvas position.