El juez 39 administrativo de Bogotá, Leonardo Gallego, encontró que el asbesto, mineral usado principalmente en la construcción de tejas, baldosas y productos de cemento, es nocivo para la salud.

También encontró que desde el año 1986 Gobierno y sector privado han permitido el uso del asbesto con el argumento de que hay un convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estableciendo que este material no traía riesgos para la salud humana.

Pero según la Organización Mundial de la Salud, sí existen riesgos. En ese sentido el fallo asegura que este material está poniendo en riesgo a las personas que trabajan en las obras en la que este material se tiene que usar.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca será quien decida ante una apelación.

 

El concejal de Bogotá Álvaro Acevedo hizo un llamado de atención de forma constructiva a la administración, específicamente a la Secretaria de Educación y de Integración Social, para que se revise la política pública que se viene adoptando frente al consumo incontrolado y excesivo de azúcar procesado en los colegios de la capital.

El azúcar hace daño a la salud y produce obesidad en los niños y no aportan las vitaminas y los minerales que el cuerpo necesita, por ello, una cultura saludable debe iniciar en casa y continuar en las instituciones educativas públicas y privadas, y en los jardines infantiles.

El cabildante de la bancada del partido Liberal considera que se debe prohibir la venta de estas bebidas en las instituciones educativas e inculcar a los niños desde temprana edad a consumir

agua potable y así atacar enfermedades como la diabetes y falta de concentración por el exceso de azúcar.

 

En el Congreso de la República fue radicado un proyecto de ley con el cual se busca mejorar el servicio de atención a los pacientes colombianos a través de la creación de un registro único de historias clínicas.

La iniciativa propone la digitalización completa de estos documentos, para facilitar su consulta y así mismo la continuidad de los tratamientos médicos que reciban los usuarios en hospitales, centros de salud y EPS de cualquier rincón del país.

El senador Carlos Fernando Motoa, coautor del proyecto, dijo que se deben aprovechar las nuevas tecnologías para combatir las demoras en la atención en salud.

“Es un elemento que hace falta, que mejora la eficiencia, que ahorra tiempos, que bloquea la corrupción, que da información precisa para un diagnóstico certero, que evita falsificación de incapacidades médicas”, indicó.

Y agregó: “La idea es aprovechar las nuevas tecnologías y sistemas de información para que en todo el país se pueda consultar la historia clínica de cada colombiano desde que nace. Aspiramos que este proyecto sea acogido por los partidos y por el Gobierno Nacional, porque se lo presentaremos oficialmente al Ministerio de Salud”.

El representante Juan Fernando Reyes, también coautor de esta propuesta, explicó que la iniciativa contempla mecanismos de protección de datos para salvaguardar la reserva legal de las historias clínicas.

“El proyecto de ley determina que son los Ministerios de Salud y de las TIC, los que tienen que garantizar la seguridad de esa historia clínica electrónica única. En esta era digital nosotros tenemos que avanzar en esos mecanismos que permiten que haya más transparencia, que garanticen un mejor servicio y que logren un mejor diagnostico al paciente”, manifestó.

Los impulsores de la iniciativa comenzarán la socialización de la misma con los partidos políticos y con el Gobierno Nacional. Esperan que en las próximas semanas la propuesta reciba el aval del Ministerio de Salud.

 

La recomendación marca un cambio significativo en la posición de la OMS, que durante las últimas seis décadas se ha posicionado en contra del uso del cannabis en la medicina. El director general de la organización, Tedros Adhanom, envió una carta al secretario general de la ONU, António Guterres, con recomendaciones para la reclasificación de la droga de manera menos severa. Las sugerencias serán sometidas a votación durante la 62º reunión de la Comisión de Estupefacientes (CND) que se llevará a cabo en Viena, Austria, en marzo.

El Comité de Expertos de la OMS en Farmacodependencia —ECDD, por sus siglas en inglés— ha recomendado que la resina de cannabis y otros productos de cannabis sean trasladados de la lista IV a la lista I de drogas, en la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961, el  tratado internacional que es el fundamento del régimen global de control de narcóticos.

La lista IV es la categoría más estricta descrita en el documento, lo que significa que el cannabis actualmente se trata de la misma forma que la heroína, por ejemplo, lo que restringe el trabajo de los científicos que desean investigar los posibles efectos terapéuticos de la planta.

"La colocación de cannabis en el tratado de 1961, en ausencia de evidencia científica, fue una injusticia terrible", dijo a BMJ Michael Krawitz, asesor de política global de FAAAT, una ONG que defiende el uso médico de la droga.

El comité también recomendó que el tetrahidrocannabinol (THC), el principal ingrediente psicoactivo del cannabis, se designe como un fármaco de lista I para simplificar su clasificación. Actualmente, el THC es clasificado separadamente en la lista IV de la Convención sobre sustancias psicotrópicas de 1971.

Además, el ECDD propone que los productos elaborados con cannabidiol (compuesto del cannabis), que no contengan más de un 0,2% de THC, deben eliminarse de todas las convenciones internacionales de control de drogas.

Fuente: Sputnik

En Bogotá, el mercado local del tráfico y consumo de sustancias psicoactivas cada vez es más complejo y diverso, debido al crecimiento en la oferta de drogas sintéticas. Luego de realizar una radiografía sobre la comercialización y uso de drogas se ha detectado la existencia de al menos 28 nuevas sustancias psicoactivas que se distribuyen en Bogotá. El fenómeno más fuerte es el de las drogas sintéticas con componente THC, denominadas “Creepy” y que se le dan a consumir a los jóvenes como si fuera marihuana tradicional.

En Bogotá, cada vez es más difícil encontrar marihuana de origen natural, la cual tiene concentraciones de THC (componente psicoactivo) que no superan el 4%”. Ahora, le venden a nuestros jóvenes y niños productos híbridos de marihuana con modificaciones genéticas conocidos como ‘la Creepy’, buscando niveles de THC del 15% en promedio con el fin de aumentar su potencial psicoactivo.

La concejal Patricia Mosquera pretende informar a los padres de los jóvenes de la ciudad: “Cerca de 48 mil menores de edad en Bogotá estarían consumiendo ‘Creepy’ pensando que es una droga blanda como la marihuana. La verdad es que estamos hablando de una droga con altos componentes sintéticos que genera mayores impactos negativos al sistema nervioso tales como ataques de pánico, ansiedad, dependencia y peores efectos psicológicos y psiquiátricos. Esta droga la venden como si fuera la marihuana tradicional y eso no es cierto, es una droga que tiene el mismo componente base del THC, pero que incluye otros componentes que generan efectos muy negativos a los consumidores”.

Estas drogas van de la mano con las nuevas estrategias de comercialización a través del uso de las herramientas de comunicación. “La presentación de las sustancias psicoactivas mediante menús virtuales que son enviados a través de mensajes de whatsapp, y la entrega a domicilio de las dosis, está ayudando a generalizar el consumo de drogas sintéticas”, señaló Patricia Mosquera.

Para el 2018 cerca de 58 Colegios Distritales fueron identificados con dinámicas de tráfico y consumo de drogas. Los casos de consumo de SPA ilegales cada vez son mayores, entre enero y agosto de 2018, 101 Colegios habían reportado presuntos casos de consumo de licor por parte de estudiantes, contrario al reporte de consumo de SPA ilegales que fue de 361 Colegios.

Durante el primer semestre de 2018, los Servicios de Orientación para Jóvenes con Consumos Iniciales de Sustancias Psicoactivas, de la Secretaría de Salud atendieron cerca de 11.800 Niños, Niñas y Adolescentes. “No podemos tolerar que los menores sigan vendiendo o consumiendo algún tipo de sustancia psicoactiva en Bogotá, la política de prevención sigue en deuda con la Ciudad, no hemos logrado fortalecer los valores y toma de decisiones de nuestros jóvenes”, concluyó la concejal Mosquera.

 

Página 1 de 11

Glass un film de terror y suspenso

Love Story - La voz de el inolvidable Al Martino

 

Usuarios

Please publish modules in offcanvas position.