La salud que muestra el sector de la salud con el Presidente Duque

Por: David Llanos Fonseca

Parece toda una preeminencia para los seres humanos el vivir bien, sentirnos saludables o tan solo comer bien. Pero hoy en día es un Derecho fundamental que se encuentra consagrado en nuestra Constitución Política más exactamente en el artículo 49, que expresa en sus primeras líneas lo siguiente:  “la atención de la salud y el saneamiento ambiental son servicios públicos a cargo del estado (..) Corresponde al Estado organizar, dirigir y reglamentar la prestación de servicios a los habitantes (…) conforme a los principios de EFICIENCIA, universalidad y solidaridad”, desde 1991 el legislador ha otorgado este derecho fundamental tan valioso para los ciudadanos, pero al parecer la realidad que vivimos los Colombianos a diario, dista de toda interpretación armónica que se haga del artículo 49. Son grandes las dificultades de acceso a los servicios donde se ha dejado de concebir la Salud como un derecho fundamental y pasado a ser un privilegio que algunos pocos logran gozar.

Dentro de este marco, resulta verdaderamente preocupante leer algunos informes de salud, un poco antes de dejar ¡por fin! el Gobierno Santos el poder, donde más del 50% de los Colombianos se mostraba estar “satisfechos” con los servicios y los tiempos de espera en los sistemas de salud, y la pregunta que me ha invadido por varios días atrás ha sido ¿qué tan cierto es esto? Pues bien, hagamos memoria, donde a manera de ejemplo he escogido tan solo una, de las 16 EPS que están habilitadas y se atienden aproximadamente 23 millones de Colombianos, la EPS Medimas, que ha remplazado a Cafesalud bajo proceso legalmente constituido a través de la resolución 2926 de 2017, otorgando así su entrada en vigencia el 01 de agosto de 2017; al paso de 45 días de funcionamiento Medimas contaba ya con más de 10.000 quejas y una lista sin fin de agravios por parte de sus afiliados, algo que me lleva a pensar que los informes y encuestas de salud presentadas de cara a muchos Colombianos no parecían nada confiables.

Con respecto al breve diagnostico que he hecho referencia, quedo apesadumbrado y altamente consternado, el conocer que en mi adoraba República son más de 10.000 ciudadanos (eso sin contar las otras 15 EPS que están habilitadas y otras 24 EPS que están en el proceso establecido para cumplir con esta habilitación) que se sienten completamente inconformes, decepcionadas, angustiadas, enfermas, y lo que es más triste aún muchos al borde de la muerte por el simple hecho de la INEFICIENCIA en la prestación de nuestro mal llamado por el Estado el “Derecho a la salud”.

En efecto, la protección que garantiza el Estado debe realmente prevalecer con la salvaguarda de nuestros derechos fundamentales pero esta garantía se ha puesto en vilo por situaciones como las que acabo de hacer hincapié. Con gran felicidad y apremio es de recordar la llegada del Presidente Iván Duque, quien como mandatario de esta Patria querida, ya ha mostrado señales contundentes del compromiso y cambio que requiere el sector salud.

Llama la atención que el gobierno del Presidente Duque, ha expresado su alto nivel de interés por esta materia garantizando que el sistema de salud en Colombia, efectivamente ha venido creciendo a ritmos vertiginosos pero ya, en muchos casos ha empezado aliviar este flagelo que nos ha

torturado por bastantes años, el Ministro de Salud el Dr. Juan Pablo Uribe (por cierto, acertada elección de Ministro por parte del presidente Duque) ha salido a dilucidar en muchos medios de comunicación el panorama que recibió del gobierno anterior, en cuanto a EPS se refiere y cuales a su vez han sido los mayores problemas que ha encontrado en el sistema de salud.

Sin duda, Colombia necesita seguir por el camino de mejorar constantemente la calidad del servicio, donde las EPS que prestan un mejor servicio continúen creciendo y el Gobierno contribuya con su fortalecimiento, se comience de inmediato con la depuración rápida y efectiva con las que no cumplan los niveles esperados, logrando así que el gasto de la salud no se duplique en el porcentaje del PIB en los próximos 20 años, por lo que es prioritario que el problema se conecte de inmediato con la solución, que de seguro el ministro Uribe que ha mostrado grandes capacidades podrá darle una respuesta positiva a este importante flagelo y, de esta forma se logre recuperar la confianza de los Colombianos en lo que obedece a la eficiencia de nuestro Derecho fundamental a la salud.

Otra tarea prioritaria: Se acerca el primer debate al proyecto ley de financiamiento que ha propuesto el Ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla que sin darse aunque sea la primera discusión en la Comisión Tercera del senado, ha levanto un polvorín estruendoso en el país y más con el IVA que se pretende gravar a los productos de la canasta familiar.

¡No lo perdamos de vista!

 

Bohemian Rhapsody -La vida de Freddy Mercury

Love Story - La voz de el inolvidable Al Martino

 

Usuarios

Please publish modules in offcanvas position.