El Kremlin no considera cerrado el problema de los cetáceos cautivos en el Lejano Oriente

Sputnik — El Kremlin no considera que el problema de las orcas y belugas que se mantienen cautivas en la bahía Srédnyaya, en la región rusa de Primorie (Lejano Oriente), esté cerrado, declaró el portavoz presidencial, Dmitri Peskov.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, había encargado a los ministerios de Recursos Naturales y de Agricultura, junto con organizaciones científicas y de sociedad civil, decidir para el 1 de marzo el destino de los mamíferos marinos que se mantienen en cautiverio en la bahía Srédnyaya.

El 4 de marzo, el ministro de Recursos Naturales y Ecología de Rusia, Dmitri Kobilkin, comunicó que pronto se elaborará la hoja de ruta para liberar y adaptar a la vida salvaje a las orcas y belugas cautivas.

"El problema no puede considerarse cerrado, y no lo consideramos cerrado", dijo Peskov al agregar que el departamento de supervisión de la administración rusa se encargará de cumplir con las instrucciones del presidente.

Además explicó que los científicos tienen distintas opiniones acerca de si los mamíferos pueden sobrevivir en su hábitat silvestre después de ser mantenidos en cautiverio.

"Esto, por supuesto, complica un poco el proceso de resolución, pero el problema de facto no está solucionado, y por eso vamos a seguir de cerca la situación", subrayó Peskov.

En octubre de 2018, activistas de Greenpeace denunciaron que Rusia vendió ilegalmente a China en los últimos cinco años al menos 15 orcas, por millones de dólares cada una, y que existían planes para exportar otras 13.

Según una petición colocada en la plataforma Change.org y firmada por cerca de un millón de personas, actualmente en la bahía permanecen 11 orcas y 90 crías de beluga, así como cinco crías de morsa.

 

Glass un film de terror y suspenso

Love Story - La voz de el inolvidable Al Martino

 

Usuarios

Please publish modules in offcanvas position.