La Plaza de Bolívar se convirtió en escenario del homenaje a los 200 años del Museo del Prado, con la muestra itinerante de algunos de los artistas más reconocidos en la historia del arte mundial.

La exhibición realizada al aire libre trae una muestra de 54 reproducciones de obras de los maestros de la pintura del siglo XVI y XVII como Carvaggio, Rebrantd, Rafael, El Bosco, Goya, Velazquez, Rubens, entre otros.

La muestra organizada por el Banco de la República, la Alcaldía de Bogotá, para la que se escogió la Plaza de Bolívar que exhibirá las obras hasta el 20 de septiembre y el Parque de la 93 hasta el 7 de octubre, hacen parte de la exhibición itinerante del museo que se viene adelantando en varios países de América y Europa.

 

 

 

  

 

Sputnik- Un investigador de fenómenos inexplicables compartió su teoría acerca de la misteriosa Atlántida en su canal de Youtube, Bright Insight. El aficionado a las teorías conspirativas asegura haber hallado el mítico territorio perdido, que ha permanecido miles de años sin ser detectado.

El vídeo logró más de 750.000 reproducciones durante tan solo tres días. En la grabación, el bloguero Jimmy Bright asegura que el continente perdido se encontraba en el desierto actual del Sahara, concretamente en Mauritania.

Según la hipótesis, la estructura geológica de Richat —también conocida como Ojo del Sahara— es el lugar donde podría estar la mítica Atlántida.

El investigador basa su teoría en los datos que aparecen en los diálogos de Platón. Según el filósofo griego, el imperio ocupaba un gran pedazo de territorio que desapareció hace miles de años debido a un desastre natural.

Bright sugirió que al cambio de temperatura en la Tierra provocó que el antiguo continente se encontrara bajo las aguas del mar.

El diámetro del círculo es de alrededor de 23,5 km, lo que corresponde a los datos citados por Platón. Además, la forma de la propia estructura también se parece a la arquitectura concéntrica de la Atlántida.

El continente perdido sigue desafiando a los científicos desde hace siglos. Algunos opinan que en realidad el territorio nunca había existido, sino que era una leyenda. No obstante, existen varias teorías que reconocen la existencia de la Atlántida. Según algunas, podría encontrarse cerca del estrecho de Gibraltar, en la actual caldera Santorini o en la Antártida

Fuente: Sputnik 

 

MOSCÚ (Sputnik) — Un cuadro desconocido de Rembrandt van Rijn (1606-1669) fue identificado por un historiador y galerista holandés, siendo el primer hallazgo de este tipo realizado en los últimos 44 años, informó el periódico NRC Handelsblad.

Según el medio, año y medio atrás el historiador Jan Six compró en la subasta londinense Christie´s el cuadro "Retrato de un joven caballero", presuntamente obra de uno de los aprendices de Rembrandt.

La obra fue puesta a la venta por una familia británica a la que perteneció por generaciones.

La pintura no tenía firma o fecha y costó a Six 137.000 libras esterlinas (más de 200.000 dólares).

El historiador, junto a expertos del Rijksmuseum de Amsterdam lograron establecer que Rembrandt fue el autor de la obra.

El hecho fue constatado por 15 restauradores e historiadores de arte especializados en la obra del célebre holandés.

En la actualidad el "nuevo" cuadro de Rembrandt está expuesto en el Hermitage de Ámsterdam.

Su propietario tiene la intención de vender el lienzo próximamente.

Six escribió un libro sobre la obra en la que aseguró que una vez que se acepta que "Retrato de un joven caballero" es una obra de Rembrandt, esta tiene el mismo efecto icónico que cualquier otra pieza del pintor.

"Se convierte en una imagen icónica que trae recuerdos, una sensación de reconocimiento", declaró.

Ernst van de Wetering, experto que ha investigado al artista holandés durante 50 años, escribió en el prólogo del libro de Six que la obra recientemente descubierta es "uno de los retratos más magistrales de Rembrandt".

 

Hoy cuando se celebra el 107 aniversario del Cómico mejicano Mario Moreno ‘Cantinflas’, el personaje mejicano más conocido en el mundo, la plataforma google le rinde homenaje dedicándole un doodle, para recordar los enrevesados personajes de este hombre que lleno la pantalla del cine y hizo reír a mandíbula batiente a millones de cineastas que vieron sus películas.  

Cantinflas interpreto centenares de personajes, desde ascensorista, cura hasta el personaje de Miguel de Cervantes Saavedra quijote, en “Un Quijote sin Mancha”.  

‘Cantinflas’ había nacido el 12 de agosto en la colonia Santa María la Ribera de la Ciudad de México y desde muy joven se adentro en el mundo de la comedia y el cine, cuando México era una verdadera potencia del cine en blanco y negro.

Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes, con su personaje de Cantinflas, se metió en el corazón de los millones de espectadores que frecuentaban  las salas de cine, donde este sátiro de la vida, inspirado en los personajes cotidianos deslumbro por más de cuatro décadas.

Cantinflas a 25 años de su muerte renace en Google, para los que lo vimos actuar y reímos en cada una de sus actuaciones donde soltó todo su ingenio y se consagro como uno de los mejores comediantes de todos los tiempos. Mario Moreno fue algo así como el Chaplin hispano, que revolucionó la comedia en el cine mejicano. 

 

Por: Abeth Gustavo Kamell

Fue un jueves santo por la tarde, en un pueblo legendario de Los Montes de María, cerca al Mar Caribe y al Río Magdalena, cuando al “Ñato” Guerra, un sinvergüenza de vieja data y borrachín, que mientras tomaba ron en un tienda de barrio, se le sentó a la mesa donde él estaba, un hombre alto de ojos verdes, cerrado de barba, con cejas abultadas como Matusalén y dentadura forrada en oro, que de entrada lo saludó:

--Hola “Ñato”—le dijo sin aspavientos y sin conocerlo de antes.

--Bueno maestro y… ¿Usted de dónde salió que fue apareciendo como un fantasma, así por así sin que yo lo haya invitado a sentarse a mi mesa? Lo regañó sin medir consecuencias y peor aún: sin saber quién era realmente el personaje de marras.

--Mire “Ñato”, no importa quién sea yo, por cuanto lo que vengo a proponerle le va a fascinar—le dijo, sin pelos en la lengua el apuesto hombre, alto y de gran talante.

--No señor, a mí hábleme claro y sin tantas pendejadas—contestó groseramente el “Ñato” Guerra, quien ya estaba tronado, en temple por decir lo menos porque sin que hubiese culminado la tarde y sin que el sol aún se hubiera puesto por las laderas de la sierra madre, ya se había tomado un botellón de ron caribe.

Frente a la grosera actitud del “Ñato” Guerra, el extraño hombre --- de quien nadie sabe aún y después de muchos años, de dónde salió y qué fines perseguía con el humilde labriego de Los Montes de María como era el “Ñato” Guerra, que entre otras cosas, para rebuscarse la comida diaria, expendía yuca y plátanos en el mercado público del pueblo y hacía de

mensajero de le gente rica de la población--, también le habló duro, quizás para ablandarlo un poco y abonar el terreno.

--No sea atrevido “Ñato”, porque entre otras cosas, le aseguro que usted no sabe quién soy yo, y de qué soy capaz, así que jálele al respetico porque así le va mejor conmigo y podremos llegar a algo bueno, ¿le parece? le dijo finamente para suavizar la situación, aunque en el fondo, se lo quería comer vivo, a mordiscos.

--Bueno mi don—dijo el “Ñato” Guerra—ya que usted sin conocerme y menos aún, sin saber quién soy yo también, se fue sentando a mi mesa, tómese un trago conmigo en demostración de que realmente usted es un hombre de bien y no se le arruga a nada, ¿le parece?—le dijo en tono amable y con un tufo de mil demonios y prosiguió— tenga, jártese este guaro que está fresco y hagámonos pasito—lo convenció.

--Mire Ñato—lo increpó el extraño hombre—de donde yo vengo las cosas no son como usted lo cree.

--Bueno pero, y eso qué tiene que ver con que brinde conmigo un guaro de la mejor calidad como lo es, éste que tengo en mi copa? Lo indagó a quemarropa sin darle tiempo siquiera de pensar.

--Mire, con mucho gusto le recibo este guaro, pero eso sí—lo sorprendió—primero hagamos el trato que traigo aquí dentro de mi maletín, ¿estamos? lo encaró en cuestión de segundos, sin despabilar siquiera.

--Mire señor elegante—dijo el hombre campesino de Los Montes de María, poniéndose serio y arrugando la frente cerca a la cruz de los ojos en señal de estarse enojando—le propongo que vayamos con calmita.

--Bueno pero, ¿por qué tanto recelo, tanta desconfianza?, ¿es que acaso usted no es un hombre de fe y de convicciones firmes? Le preguntó.

---Sí, lo soy y todo lo que usted quiera blanco (aún en nuestros tiempos, siglo 21, en la provincia, a la gente rica, la mansedumbre a los grandes gamonales, a los ricos, (la gente humilde de los pueblos), le dicen blanco, precisamente para que los ricos se sientan mimados al poner por los cielos sus egos—pero sepa que yo no soy ningún pendejo aunque usted me vea desarrapado y más aún, porque ese cuento chino de que de pronto se me apareció dizque para proponerme algo que cambiará mi vida, así de buenas a primeras, no se lo cree nadie, incluso—dijo el “Ñato”—ni el más babieca de los hombres, así que hable de una vez y no me joda más porque mi paciencia tiene un límite, ¿entendió mi querido blanquito? Remató con gran vehemencia el humilde vendedor de tubérculos en la plaza de mercado del pueblo.

--Cómo se nota que está borracho—le dijo el hombre extraño.

--Qué —se exaltó de pronto en una actitud inesperada-- ¿Que está qué? Se levantó enfurecido dando un golpe seco a la mesa el “Ñato” Guerra, con una botella de ron empuñada con fuerza en su mano derecha, dispuesto a partírsela en la cabeza al apuesto hombre del maletín color oro que se había aparecido como un fantasma, (como una epifanía ante los apóstoles, diciéndolo con sumo respeto), para hacer una propuesta al humilde labriego de Los Montes de María, a quien le llamaban ñato, a partir que Zeus, un toro de lidia de cerca de 200 kilos de peso corporal, en una tarde de corraleja, le aplastó la nariz con una de sus patas.

Frente al alboroto que se armó en la tiendita en la que se encontraban, el ”Ñato” Guerra y el hombre blanco del maletín color oro y dentadura forrada en oro, la gente se arremolinó, entre ellas, las Ballesticas, don señoritas de 90 años de edad cada una, que se habían quedado solteronas y tenían una lengua tan brava, que les alcanzaba quizás, para barrer la plaza del pueblo puesto que eran terriblemente chismosas , motivo por el cual, el extraño hombre, resolvió desertar no sin antes dejar en el ambiente una premisa infernal, una sentencia con características de maldición en medio de gigantes hongos de humo con truenos, relámpagos y un reguero de azufre que maleó el ambiente.

--Ñato, nos volveremos a ver y esta vez será para siempre porque te iras conmigo para el infierno como te lo mereces por estar sinverguenziando un jueves santo, tomando ron y burlando los evangelios. Prepárate porque vine por ti, y te aseguro que solo no miré puesto que estoy dispuesto a cargar con tu alma, ja, ja, ja-- soltó la carcajada el hombre blanco, que resultó ser el diablo en persona que vino por el “Ñato” Guerra, vestido de frac.

 

Glass un film de terror y suspenso

Love Story - La voz de el inolvidable Al Martino

 

Usuarios

Please publish modules in offcanvas position.