Por: Abeth Gustavo Kámell

 

Sus ojos eran de terror por cuanto  eran rojos púrpura haciéndonos recordar al Conde Drácula en sus mejores épocas de Transilvania cuando antes que cantaran los primeros  gallos de la madrugada, se daba verdaderos banquetes rompiendo los cuellos, que entre otras cosas no eran más que  pescuezos desnudos  de hermosas mujeres que ante su poder satánico caían a sus pies irremediablemente para dejarse aspirar la sangre que les había permitido vivir, y de cierta manera había alguna similitud entre Drácula y “El Diablo” Santiesteban, un joven mortal cuyo cordón umbilical fue enterrado en el patio de su casa por Sagrario del Buen Camino, una espigada mujer de piel morena que oficiaba de comadrona.

“El Diablo” Santiesteban nació para ser malo por naturaleza, porque una vez que dejo de ser impúber y fue  un avezado joven adolescente, empezó a preñar a cuanta mujer le daba muestras de estar enamorada de él sin que nada ni nadie pudiera mediar para evitar un embarazo callejero, lo que predispuso mucho a su madre Hermenegilda de los Santo Oficios, quien quiso cortar con el problema de raíz:

--Me hace el  favor jovencito y recoge su ropa y los cachivaches que tiene regados por toda la casa y se larga ya. ¡No lo quiero ver más! le dijo con el rostro pálido de la ira la mujer, que parecía haber sido  poseído por una extraña energía del más allá.

--Pero madre, ¿por qué me corres de mi propia casa, porque te recuerdo, que ésta, también es mi casa—reclamó el irreverente mozalbete que con menos de 25 años de edad, ya tenía varias entradas a la cárcel del pueblo por atrevido y por camorrero. 

--Sabes muy bien por qué te echo de la casa, así que mejor coge tus cosas y mira a ver quién te va a seguir costeando tu vagancia y vagabunderías de ahora en adelante—lo increpó la encolerizada mujer que se ganaba la vida tirando pedal en una vieja máquina de coser manual del siglo pasado, en que cosía ropas, pegaba botones de nácar, remendaba y cambiaba cuellos de camisas, precisamente para dar de comer al “Diablo” Santisteban, a quien así llamaban, después que en medio de un escándalo en una procesión de la Virgen, le rompió en la cabeza, una botella de cerveza al cura de la provincia Malucóm Brieva, un sacerdote que le llamó la atención porque se estaba poniendo de ruana la procesión en que lo lugareños cargaban en sus hombres el madero que llevaba a la madre de Dios por las calles de la provincia.

--Con usted, jovencito—le dijo en esa ocasión el sacerdote al “Diablo” Santiesteban. 

–O deja de estar besando a las muchachas que van en la procesión, o me veré en la necesidad de sacarlo yo mismo por el cuello para que respete las vainas de Dios, así que…mire a ver qué va a hace—lo regañó el sacerdote.

--Bueno padre, si usted es tan machito, venga y sáqueme a ver si puede—respondió el muchacho hijo de la modista y costurera del pueblo, Hermenegilda de Los Santos Oficios, una humilde viuda que a partir que su marido Roque Santiesteban murió cuando combatía por su país en la segunda guerra mundial que derrocó a Hitler, le tocó sudar la gota gorda para sobrevivir y dar de comer al vago y zángano de su  hijo, “El Diablo” Santiesteban. 

--No se preocupe usted, porque eso es lo que precisamente me dispongo a hacer con un vándalo como su señoría..echarlo de la procesión si es el caso, a patadas—respondió al reto el sacerdote.

Y efectivamente, el curita Malucóm Brierva, se alzó la sotana blanca que lucía, se quitó los atuendos que colgaban de su cuello, --los ornamentos con los que oficiaba la Eucaristía y que hacían parte del ritual religioso--, se arremangó los puños de su camisa blanca a rayas y fue hasta donde estaba “El Diablo” Santiesteban y se lio a golpes, a coñazo limpio, con el irreverente chamo que entre otras cosas, logró asestarle los mejores golpes al sacerdote: en los pómulos, en el abdomen y en los huevos, lo que lo dejó jodido frente a la fogosidad de un hombre mucho más joven que él, que ya iba camino a la eternidad por cuanto contaba con 85 años de edad, lo que ya no le permitía fajarse de tú a tú, porque sus fuerzas ya flaqueaban debido a que el mundo pagano ya le estaba quitando lo que le había dado a partir de su nacimiento y más aún, cuando célula que muere no vuelve a repetirse según las dogmas que rige a la vejez.

Ya en medio del forcejeo, “El Diablo” Santiesteban golpeó con una botella de cerveza la cabeza del sacerdote que cayó al suelo manando sangre a borbotones lo que llevó a que el malvado muchacho fuera excomulgado por la iglesia y apodado a partir de ese bochornoso hecho, como “El Diablo” Santiesteban, un joven que parecía haber sido engendrado por un marciano y  no por un ser humano por cuanto que, pegarle a  un cura era simbólicamente como pegarle a su propia madre o a Dios Padre, lo que desató la ira masiva de cuanto ciudadano de a pie iba en la procesión de la virgen, pidiendo porque volviera a llover tras una sequía de seis meses sin caer una sola gota de lluvia.

--¡Fuera de aquí,  “Diablo” Santiesteban! gritaba y pedía la turba y repetían la arenga una y otra vez… 

¡Apártate de nosotros satanás! sentenciaban, al punto que su propia madre lo corrió de su propio hogar por temor a que el diablo se le apareciera  en persona con un trinche gigante en la mano derecha en la cabecera de su cama y en paños menores pidiendo cuentas por lo que había hecho su hijo.

El tiempo continuó su marcha y el joven hijo de la costurera del pueblo, continuó su vida de vago jugando billar a tres bandas donde “Chelele”, un hombre mayor cuya tolerancia extrema gustaba infinitamente al “Diablo” Santiesteban que no ahorraba elogios para él:

--Ah, es que “Chelele” es un viejo agradable que incluso tiene más tolerancia y hasta más amor que el curita éste, cansón, a quien descalabré con el culo grueso de una botella de cerveza por jodón y atrevido y porque se le olvidó que era cura y dejó tirada la procesión, al  Santo Oficio nada menos,  para darse trompadas conmigo, y por este tipo de cosas, es que quiero a “Chelele” entrañablemente, porque yo creo que él también me quiere con un afecto paternal. 

El joven hijo de la costurera o el demonio criollo como también lo apodaban, cerró la tarde solicitando un aplauso para el dueño del billar:

--¡Que viva Chelele no joda! 

–Que viva--, contestó él mismo en vista que nadie lo acompañó en su propósito, pero lastimosamente, en una fiesta de corraleja, más exactamente en los albores de la primavera de 1960, se encendió a golpes con dos jóvenes guajiros con tan mala suerte que uno de estos dos muchachos guajiros, desenfundó un revólver y le pego cinco tiros, uno detrás de otro, y quedó tirado en medio de un charco de sangre en mitad de la plaza donde se llevaba a cabo el festejo taurino y ahí murió. 

Una vez muerto, la noticia voló por todas partes:

--¡El Diablo ha muerto señores! se escuchó decir a través de los amplificadores y bafles gigantes del “Dueño de la Vida”, nombre del  Picó que estaba amenizando el acontecimiento taurino, pero sucedió que, en medio del anuncio apesadumbrado del John Garrido, el DJ de moda,  de pronto rompiendo filas apareció la madre  del muerto y sin pedir permiso para hablar a la multitud presente, dio rienda suelta a su dolor y aclaró:

--No señores… el diablo no ha muerto, quien ha muerto ha sido mi hijo del alma—concluyó la adolorida mujer, vestida de negro liso en señal de duelo.

 

 

 

 

 

 

El proyecto que reconoce regalías a los directores y guionistas audiovisuales por la reproducción de sus obras pasó a sanción presidencial, tras ser aprobado en cuarto debate en la Plenaria del Senado de la República hoy 23 de mayo de 2017.

La iniciativa, conocida como la “Ley Pepe Sánchez” cuya autora es la Congresista del Partido Liberal, Clara Rojas González añade un parágrafo al artículo 98 de la Ley 23 de 1982, en el que se reconoce una remuneración para los autores audiovisuales por una comunicación pública, cada vez que sus obras sean reproducidas a nivel nacional e internacional.

“El objeto de esta ley es subir el estándar en materia de reconocimiento de derechos de autor para los directores y escritores audiovisuales colombianos, para apoyar y promover este tipo de trabajos tan importantes que impulsan el desarrollo del sector; y nos ayudan a apoyar la cultura particularmente en esta etapa de paz y posconflicto”, explicó la Representante a la Cámara.

La Congresista agregó que “se busca otorgar a todos los autores de obras cinematografías (directores/realizadores y guionistas y libretistas) el derecho a recibir una remuneración justa y equitativa por la reproducción de sus obras”.

“El proyecto nació porque en la práctica cuando se ejecuta una obra cinematográfica o audiovisual, se ceden la totalidad de los derechos patrimoniales sobre la obra por parte de quienes son autores en favor del productor, perdiendo su participación económica en la reproducción de la misma”, indicó.

Rojas González agregó que “se quiere que los escritores y directores de obras audiovisuales reciban el dinero recaudado por la reproducción de obras y que se encuentra en el exterior, el cual no ha llegado a los autores por la falta de la normatividad en el país, pues no existe posibilidad de gestionar estos cobros. Se estima que Colombia podría recaudar anualmente en el mundo unos 15 millones de euros anuales".

Durante décadas, los científicos han especulado sobre las causas de la repentina caída de temperatura que se produjo en el período conocido como el Dryas Reciente y que empujó a la humanidad a crear las primeras civilizaciones. Ahora, un pilar prehistórico parece haber probado una de las teorías.

Se trata de un misterioso pilar de piedra rocosa, conocido como 'La Piedra Buitre'. Se calcula que haya sido erguido hace miles de años en Gobekli Tepe, uno de los santuarios más antiguos del mundo. Esta columna contiene figuras talladas de varios animales cuyo significado era incierto.

Ahora, una investigación realizada por expertos de la Universidad de Edimburgo, ha encontrado que las imágenes corresponden a la representación de un devastador impacto cósmico que marcó la historia de la humanidad.

Los científicos estudiaron las tallas y descubrieron que estas corresponden con símbolos astronómicos que representaban las constelaciones y el cometa que impactó a la Tierra. Mediante una reconstrucción de la posición de las estrellas sobre el cielo de Turquía hace miles de años, los científicos fueron capaces de confirmar el impacto de un cometa en la superficie terrestre, hacia el 10950 a. C., justo en el momento en el que comienza el periodo Dryas reciente.

Este periodo es considerado como una etapa crucial para la humanidad, ya que coincide con la aparición de la agricultura y las culturas neolíticas, que con el tiempo evolucionaron en las primeras civilizaciones.

El complejo de Gobekli Tepe, ubicado en el sur de la actual Turquía, es uno de los templos más antiguos de la humanidad

"Creo que estos hallazgos prácticamente sellan el caso en favor de la propuesta que asevera que el periodo Dryas reciente fue ocasionado por el impacto de un cometa", cita Telegraph las palabras del Dr. Martin Sweatman, de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Edimburgo y jefe de la investigación.

Los científicos sugieren que Gobekli Tepe era una especie de observatorio espacial y que las imágenes fueron pensadas como una forma prematura de escritura. Registraban así diferentes acontecimientos importantes, como el paso de meteoritos y cometas. Una talla adicional que muestra un hombre sin cabeza puede indicar el desastre producido y las grandes pérdidas de vidas.

A pesar de la increíble antigüedad de estos pilares, los científicos no creen que sea el primer ejemplo de este tipo de registros prehistóricos. Son muchos los monumentos ancestrales alrededor del mundo que parecen haber sido erguidos como un duradero registro en piedra de un evento similar producido hace 12.000 y 13.000 años. Según algunos investigadores, en esa época tuvo lugar el conocido como 'cataclismo atlante', o el diluvio universal.

Fuente: Sputnik

 

ReporterosOnline -

Los españoles no olvidan ese  26 de abril de 1937, en que llovió fuego y las bombas caían como racimos sobre los habitantes de Guernica.

Por eso este año cuando se cumplen 80 años de las destrucción del pueblo vasco de  Guernica, los españoles rinden homenaje a las miles de víctimas que murieron tras los bombardeos de la aviación alemana al mando de Ricthofen y le recuerdan al mundo la tragedia de sus gentes.

La pequeña población localizada en las montañas al norte de España, fue arrasada sin piedad y miles de niños, mujeres y hombres, cayeron bajo las bombas incendiarias en un infierno como nunca se ha vivido en la historia de la humanidad, provocado por la aviación alemana en una confabulación con el régimen de Francisco Franco, para detener el avance del comunismo durante la guerra civil española.  

El l mundo recuerda la tragedia y le rinde un homenaje a las víctimas con la visita al MuseoReina Sofía de Madrid, donde se encuentra la obra del maestro de la pintura Pablo Picasso, que inmortalizo en su monumental obra  una masacre que no da espacio para el olvido y hoy luego de ocho décadas se mantiene actual.

La historia del esterminio de Guernica fue revelada al mundo por el corresponsal de guerra del TIMES, George Steer, quien contó la forma como la pequeña población fue borrada del mapa bajo el fuego de los bombarderos de la Legión Cóndor, que por espacio de tres horas y media dejaron caer desde sus aviones centenares de bombas y ametrallaron a los habitantes que buscaban refugio para sobrevivir.

Si bien la versión del periodista norteamericano publicada en el el New York Times, era una prueba fehaciente  y contundente, el gobierno español bajo el régimen de Franco trató deocultar lo que realmente sucedió ese día, ante los ojos del mundo escandalizado, fue hasta marzo de 1999 cuando el gobierno alemán asumió toda la responsabilidad por los ataques, mientras ese mismo año el Parlamento español decretó que el bombardeo se ejecutó por orden de Franco. Algo que el escritor y periodista que contó la historia del horror yla desolació de Guernica hubiera querido ver en vida, pero al igual que Franco  ya había muerto para el momento en que los estados involucrados respondieron ante el mundo por sus actos de horror. 

Durante los homenajes a las víctimas de Guernica, el Museo Reina Sofía, se ha visto abarrotado de miles de turistas que lo han visitado, para admirar la magistral obra cumbre del pintor Pablo Picasso, una pintura de 8  x 4 metros, donde el autor recogió en sus figuras  enigmáticas el horror del cobarde bombardeo y plasmó todo el significado de la guerra y la violencia.

El Guernica, no solo recoge  el horror y el drama de la muerte y la desesperación sino que desde los años 40 se ha convertido  en una de las obras más importantes de la pintura del Siglo XX y ha trascendido hasta nuestros días. 

ReporterosOnline - Alberto Santander B

La puesta en escena de la Opera infantil el Gato con Botas, una coproducción  del Teatro Colón y la Universidad Central, puso el toque para que adultos y niños, puedan asistir a una obra donde la magia del cuento se integra con la música en medio de una escenografía innovadora y modernista para darle vida a los personajes de la literatura infantil.

La historia del Gato Con Botas, escrita por Charles Perrault en 1697, nos llega a travez de un elenco de jóvenes actores y cantantes de opera que durante el tiempo que dura la obra logran transmitir ese mundo encantado donde los animales hablan para favorecer a los hombres en la búsqueda de la felicidad. 

De acuerdo co la Ministra de Cultura, Mariana Garcés el Teatro Colon desde su reapertura  le viene apostando al teatro infantil, dimensionando nuevos proyectos y esta vez en una alianza con la Universidad Central para incursionar en un género complejo como lo es la Opera.

Garcés calificó de un gran esfuerzo el papel hecho por el director del Teatro Colon Manuel Alvarez y el grupo de actores, cantantes, escenógrafos, músicos y directores artísticos que han hecho posible esta producción colombiana.

Por su parte el joven Ramiro Gutierrez Castro, quien debuto como director escénico, junto a Alejandro Roca director musical, Víctor Hugo López, director musical asociado y Laura Cuervo Restrepo directora de arte,  llevar  a la escena la opera al Gato con Botas, ha sido todo un reto, por la importancia que reviste cada personaje del cual podrán hablar los espectadores y sacar sus propias conclusiones. 

Cada actor y cantante de opera se metió en los personajes , la Mezzosoprano Yeraldín León Acosta en el arrollador papel del Gato, la Soprano Sara Marcela Bermudez en el papel de la princesa, el tenor Felipe Ceballos  como el Molinero, el barítono Juan Camilo Acuña Díaz en su actuación como el Rey y cada uno de los integrantes del estilizado elenco.

El Gato Con Botas, ya tuvo su prueba de fuego y estará en el Teatro Colon hasta el próximo 28 de mayo para el deleite de los mayores, los jóvenes y en especial los niños

 

Glass un film de terror y suspenso

Love Story - La voz de el inolvidable Al Martino

 

Usuarios

Please publish modules in offcanvas position.