El defensor central colombiano del Everton, Yerry Mina, marcó hoy su primer gol oficial en la Premier League, en el juego que su escuadra ganó al Burnley por 5-1.

El primer tanto de Mina surgió luego de un remate perfecto a un centro de su compañero Bernard, quien estuvo atento a un rebote, con lo cual se puso el 1-0 del juego que Everton terminó triunfando de manera solvente.

Los otros goles del conjunto de Mina fueron anotados por Digne, en dos oportunidades, mientras que las restantes anotaciones corrieron a cargo de Sigursson y Richarlison.

El descuento del Burnley, equipo que actuaba de local, fue una jugada finalizada por Ben Gibson.

Yerry Mina, reapareció con el Everton, luego de la más reciente caída sufrida por su conjunto frente al Totthenham 6 goles por 2.

River Plate, de Argentina, con un gol del colombiano Juan Fernando Quintero en la prórroga y otro de Pity Martínez en el último instante, cuando Boca ya jugaba con nueve hombres por la expulsión de Wilmar Barrios y por la lesión de Fernando Gago, se impuso en la final de la Copa Libertadores por 3-1, logrando el título de la Copa Libertadores y tocó el cielo en Madrid, desde donde partirá hacia el Mundial de clubes para tratar de completar un ciclo mágico.

El partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores fue disputado en el Estadio Santiago Bernabéu en la cpital española ante 62.282 espectadores.

El juego con poco fútbol, de lejos no se acercó al trepidante juego de la ida, River tuvo el carácter para levantar un gol en contra que no supo resguardar Boca, quien se quedó sin recursos tras la expulsión. Todo se decidió por un golpe de clase de Quintero, el proyecto de gran estrella que nunca alcanza la regularidad necesaria pero que es capaz de conducir a su equipo a la conquista de cualquier título.

Y es que, impresionados por el escenario, la trascendencia del duelo o el cambio de temperatura, River y Boca tardaron más de media hora en entrar en calor, en ofrecer algo más que disputas entre rivales, pierna fuerte y balonazos.

River quiso llevar la iniciativa, pero no encontró la forma de hilar el juego en el centro del campo y Lucas Pratto vagó por el ataque sin que le llegase el balón. Boca esperó su ocasión, intercambió de forma constante las bandas entre Sebastián Villa y Cristian Pavón, pero no creó demasiado desconcierto en el rival.

 

Durante más de media hora, todo el peligro que llegó a las áreas estuvo motivado por errores.

 

Un mal despeje de Jonatan Maidana o un fallo de Leo Ponzio en un control junto al área, que ofreció a Darío Benedetto una falta al borde del área, cuyo rechace no fue aprovechado por Pablo Pérez (m.27), fueron las mejores ocasiones de Boca.

Un par de lanzamientos desde fuera del área, demasiado desviados pese a no tener oposición Nacho Fernández y Gonzalo "Pity" Martínez, todo lo que asustó el equipo de Marcelo Gallardo.

En ese escenario, se mueve mejor el conjunto de Guillermo Barros Schelotto, que como en la ida, aprovechó la mejor ocasión al borde del descanso. Fue un pase en profundidad de Nahitán Nandez que no llegó a despejar Javier Pinola y Benedetto -convertido en héroe desde las semifinales- transformó en gol, tras regatear a Maidana y ejecutar a la perfección sobre el achique de Franco Armani (m.44).

River tuvo más llegada tras el descanso, se acercó al gol con un disparo de Nacho Fernández, ligeramente desviado y antes de la hora Gallardo envió al campo a Juanfer Quintero en lugar de Ponzio, en busca de un chispazo del colombiano con el que equilibrar la final.

Boca, que se quedó sin Benedetto en el 61, sustituido por Wanchope Ábila, no tuvo reparos en vivir el segundo tiempo cerca de su área, en busca de algún contragolpe decisivo, pero también expuesto a que algún desajuste le dejase sin ventaja.

Y este le llegó a tiempo para cambiar el ánimo del encuentro, para que Nacho Fernández encontrase con un pase al centro del área a Lucas Pratto y el ariete restableciese la igualdad.

 

River, que equilibró en dos ocasiones el marcador en la ida y llegó a Madrid con sensación de injusticia por haber perdido la condición de local, volvía a levantarse y los "xeneize" a la casilla de salida, con la sensación de que, de nuevo, el título pendía de una acción aislada.

La desperdiciaron los de Barros Schelotto, con un libre indirecto dentro del área por juego peligroso de Pinola (m.82) y, con el juego constantemente trabado por las faltas, ambos comenzaron a pensar en la prórroga.

Un alargue que, como no podía ser de otra forma en la final más accidentada de la historia, aún deparó un nuevo giro a su increíble historia; nada más comenzar, fue expulsado Wilmar Barrios, que se ganó la segunda amarilla por una innecesaria entrada en el centro del campo sobre un inédito Exequiel Palacios.

Palacios, que se presentaba en el que puede ser su estadio dentro de poco, no dejó más que algún detalle y fue sustituido por el juvenil Julián Álvarez, poco después.

Boca quedó cada vez más expuesto al talento de River. Y si de talento se habla, nadie mejor que Quintero, el más impredecible, capaz de desaparecer durante muchos minutos o sacar de la chistera un disparo a la escuadra para coronar una gesta que confirmó Pity a puerta vacía, con Esteban Andrada en el campo contrario, para darle el título a su equipo, para tocar con los dedos el cielo de Madrid y adentrar a su rival en la peor pesadilla.

3. River Plate: Franco Armani; Gonzalo Montiel (Camilo Mayada, m.74), Jonatan Maidana, Javier Pinola, Milton Casco; Exequiel Palacios (Julián Álvarez, m.98), Leonardo Ponzio (Juan Fernando Quintero, m.58), Ignacio Fernández (Bruno Zuculini, m.111), Enzo Pérez, Gonzalo Martínez; Lucas Pratto.

Entrenador: Marcelo Gallardo

1. Boca Juniors: Esteban Andrada; Julio Alberto Buffarini (Carlos Tevez, m.111), Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán, Lucas Olaza; Nahitan Nandez, Wilmar Barrios, Pablo Pérez (Fernando Gago, m.90); Cristian Pavón, Darío Benedetto (Wanchope Ábila, m.61), Sebastián Villa (Leonardo Jara, m.96).

Entrenador: Guillermo Barros Schelotto

Goles: 0-1: m.44: Benedetto. 1-1: m.68; Pratto. 2-1: m.110: Quintero. 3-1: m.122: Pity González a puerta vacía.

Árbitro: Nestor Cunha (URU). Asistido por Nicolás Tarán y Mauricio Espinosa (URU). Expulsó al xeneize Barrios por doble amarilla (m.86 y 92). Amonestó a Leo Ponzio (m.27), Nacho Fernández (m.81)m, Maidana (m.83) por River y a Pablo Pérez (m.43), de Boca.

_RAM_ 

 

 

 

 

 

Independiente Santa Fe inició la semana pensando en el partido del próximo 29 de noviembre frente al Junior de Barranquilla en el Estadio Metropolitano por la semifinal de vuelta de la Copa Suramericana para salvar el año deportivo.

 A pesar que la tarea es difícil remontar un marcador de 2 goles que el Junior sacó de ventaja en el partido de ida en el Campín, los jugadores del expreso se muestran optimistas de llegar a la final de este torneo internacional que el expreso rojo ya obtuvo en el 2015.

Con la baja del portero Robinson Zapata, quien sufrió una lesión de rotura del ligamento anterior cruzado de la rodilla derecha, lo cual obligará al capitán santafereño estas fuera de las canchas entre cuatro y seis meses.

Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, anunció en rueda de prensa que la final de la Copa Libertadores se canceló, debido a que se buscará que ambos equipos estén en "igualdad de condiciones". Por tal motivo, se reunirá con los presidentes de River Plate y Boca Juniors para establecer una nueva fecha para el compromiso.

"La Conmebol ha determinado que en este momento no hay igualdad de condiciones. Creemos que tenemos que dar las condiciones para que ambos clubes tengan el tiempo de recuperarse", explicó el dirigente.

Domínguez agregó: "Hemos decidido postergar el partido, convocó a una reunión a los presidentes de River Plate y Boca Juniors para establecer una nueva fecha. Sí habrá partido".

La reunión con los presidentes se llevaría a cabo en Asunción la próxima semana, para ello se debe tener en cuenta que la nueva fecha para el juego no se cruce con las fechas para la final de la Copa Sudamericana y la de la Copa Argentina.

"No están dadas las condiciones de igualdad deportiva para la disputa la final. Por eso la Conmebol ha tomado la decisión de postergar la final de la Libertadores y convoca a los presidentes de ambos clubes a Asunción para buscar una nueva fecha", dijo Domínguez al canal deportivo Fox Sports.

La decisión se da luego de que el ente rector del fútbol suramericano advirtiera que no hay igualdad deportiva, tras hechos vandálicos de este sábado cuando hinchas de River atacaron con piedras el bus de Boca, dejando herido al capitán ‘xeneize’, Pablo Pérez.

En ese sentido, Domínguez aseguró que se reunirá con los presidentes de River Plate y Boca Juniors en la sede de la Conmebol, en Asunción, Paraguay, para reprogramar la fecha del partido definitivo del máximo torneo de clubes en Suramérica.

 

 

 

Harold Rivera  técnico del Unión Magdalena y Lucas Pusineri, al frente del Cúcuta Deportivo, son los principales artífices que esos dos equipos históricos en Colombia, hayan asegurado nuevamente su cupo en la primera división del fútbol nacional.

Rivera al frente del Unión Magdalena lideró el regreso de la escuadra  “bananera” a la máxima categoría del fútbol colombiano, luego de muchos desencantos durante 13 años en la segunda división. En una campaña destacada durante el presente año después de 35 partidos, el Unión alcanzó 73 puntos, con 63 goles a favor y solo 34 en contra, para refrendar su retorno a la élite del fútbol colombiano.

Al mando de Rivera y del exjugador Gonzalo Martínez, el Unión Magdalena que fuera campeón en 1968, ganó en 2018, 21 juegos, perdió cuatro y empató nueve duelos. Entre su nómina sobreslaen jugadores como David Ferreira, Anibal Mosquera, Fernando Batiste y Erwin Carrillo.

Cúcuta Deportivo

Por su parte, el equipo fronterizo que también logró volver a la primera división de fútbol en Colombia esta al mando del reconocido argentino Lucas Pusineri, quien consiguió ascender con tan solo dos partidos perdidos durante este 2018.

A Pusineri, con poca experiencia como técnico, se le reconoce haber potenciado un club que tuvo que afrontar la segunda división durante los últimos tres años, con jugadores sobresalientes y con experiencia como Brayner García, James Castro, Wilberto Cosme Jonathan Agudelo y Diego Chica, entre otros.

Cúcuta en la primera división del balompié colombiano solo registra el campeonato logrado en el 2006, bajo la batuta del mundialista estratega santandereano Jorge Luis Pinto y su participación en la etapa semifinal de la Copa Libertadores de América en el 2007, año en el que fue eliminado por el actual finalista de ese torneo continental, Boca Juniors de Argentina.

 

Bohemian Rhapsody -La vida de Freddy Mercury

Love Story - La voz de el inolvidable Al Martino

 

Usuarios

Please publish modules in offcanvas position.