Más de 600 mil empleos se han perdido en los últimos años por bajos aranceles en el sector textil

La cámara colombiana de la confección cuestionó que artículos incluidos en el Plan Nacional de Desarrollo para proteger al sector textil sean considerados “micos”. 

Guillermo Criado, Presidente de la Cámara Colombiana de la Confección, defendió los artículos en el PND que contemplan el arancel de 37,9% para las importaciones de textiles y confecciones. 

“Los artículos propuestos en el PND no violan los topes máximos de la OMC, al contrario, lo estamos bajando de un 40% a un 37.9%, y es únicamente para los países que no tenemos tratado de libre comercio.” 

Criado argumentó que esta propuesta, presentada por la Cámara Colombiana de Confecciones, es un mecanismo para proteger al sector de confecciones, que se ha visto amenazado por el bajo arancel del 15% para las prendas que cuestan más de 10 dólares el kilo: 

“Hoy tenemos más de 1 millón y medio de empleos, pero hemos perdido 600 mil. Desde 2016 cuando se instauró el decreto 1744 se le puso un arancel de 40% a las prendas que tuvieran un valor inferior a 10 dólares el kilo, y un arancel del 15% a la prendas que costaran más de 10 dólares el kilo, y eso ha sido devastador, porque más del 80% de las importaciones quedaron pagando el 15%, entonces lo que hicieron fue legalizar la subfacturación, y quedó peor que como estaba antes.” 

La cámara colombiana de confección negó que se trate de un mico para afectar a los colombianos, puesto que con las importaciones de textiles tampoco ha bajado el precio al consumidor. Señaló que es todo lo contrario, lo que se busca con esta propuesta es reglamentar la importación de textiles desde África y Asia, para equilibrar el mercado, puesto que los costos de producción de la industria nacional son muy diferente a los costos de otros países, donde por ejemplo un trabajador gana alrededor de 21 dólares por mes: 

“Del año 2016 al 2017 entraron al país 138 millones de kilos de prendas de los países asiáticos importados legalmente, solamente en 2018 se importaron 52 millones. Esos son cientos de miles de trabajos que se han ido, mientras las 

exportaciones de Colombia hacia estos países, con los que no tenemos acuerdos comerciales, no llegan al 1% de lo que el país exporta.” 

Guillermo criado recordó que Colombia es un país textil que generó más de 2 millones de empleos y no puede ser comparado con Panamá, Chile o Suiza que no tienen industria en confecciones. Añadió que el actual sistema arancelario con estos países solo se favorecen 29 empresarios que hacen el 80% de las importaciones. En detrimento de la pérdida de miles de empleos colombianos: “A los panameños lo llevamos en el corazón de los colombianos, pero han sido puente del contrabando abierto y contrabando técnico” 

A su turno, Julio Roberto Gómez, Presidente de la Confederación General de Trabajadores CGT, cuestionó que los importadores quieren seguir defendiendo el contrabando institucionalizado en detrimento de la industria nacional y la pérdida de empleos: 

“Aquí no hay ningún mico, lo que hay una posición categórica, clara en defensa de la industria nacional. No vamos a salir a defender la importación de servicios y de bienes que podemos perfectamente producir en el país y generar cerca de 650 mil empleos. Ahí es donde el Congreso de la República tiene que ponerse de lado de quienes están defendiendo la industria textil” puntualizó. 

A estas peticiones también se unió el presidente del sindicato del SENA (UNALTRASENA) Luis Coy, quien apoyó la propuesta en el PND porque protege al trabajador colombiano y a los jóvenes que se están formando para hacer parte del sector: “Con esta medida estamos protegiendo los colombianos, nos estamos protegiendo nosotros, nuestra industria y el empleo de los trabajadores, de nuestros aprendices que formamos en el SENA. Cada año formamos cerca de 40 mil aprendices en sector de la confección, textil, moda, marroquinería y cuero, y lo lógico es que se protejan a estas personas y se les garantice que cuando se gradúan van a tener empleo. 

La Cámara Colombiana de Confecciones también recordó que el sector agropecuario se ha visto afectado, puesto que a mediados de los años 70 el país tenía 400 mil hectáreas sembradas de algodón que generaban cerca de 2 millones de empleos en el campo, y al cierre del año pasado se cuenta con tan solo 8.769 hectáreas sembradas. 

Guillermo Criado invitó al Congreso de la República y al gobierno Nacional a aprobar estos artículos en el PND que buscan proteger la industria colombiana y recordó que el propio presidente Iván Duque se comprometió en campaña a aplicar el 

máximo arancel a los países que importan a muy bajo precio a costa de la explotación laboral, entre ellos en la industria textil. 

“Nuestra propuesta va encaminada a defender el empleo, la generación de nuevas posibilidades de empleo, traer de vuelta los empleos perdidos, crear nuevos emprendimientos en el sector, formalizar el sector y mejorar los ingresos del país.” 

 

 

APOLLO 11- An Inmersión 360 Adventure

The Shadow of your smile

 

Usuarios

Please publish modules in offcanvas position.