Sociedad

Javier Darío Restrepo un grande de la ética periodística que se nos va

Jab¡vier Dario Restrepo , un grande del periodismo que se nos va

El maestro de la ética periodística estuvo el pasado viernes en el Festival Gabo, donde presentó su última publicación.

A los 87 años de edad, falleció en la ciudad de Bogotá, el reconocido periodista y escritor antioqueño, Javier Darío Restrepo, quien es recordado como el maestro de la ética periodística en Iberoamérica. Hasta el momento de su muerte lideró el consultorio ético de la Fundación Gabo y el pasado viernes, 4 de octubre, participó de un conversatorio en el Festival Gabo, en Medellín, dónde presentó su libro La constelación ética. Restrepo fue autor de al menos 25 textos, referentes en la academia universal.

Se desconocen las causas de su fallecimiento, pero se sabe que el periodista acababa de llegar a Bogotá desde Medellín, donde asistió al Festival Gabo que se realizó en esa ciudad. Al parecer sufrió una descompensación, motivo por el que fue llevado de urgencias a la clínica Méderi, donde se produjo su deceso.

Javier Darío Restrepo nació en Jericó, Antioquia, en 1932 y durante 60 años ejerció el periodismo en diferentes medios; fue columnista de impresos como El Tiempo, El Espectador, El Colombiano y El Heraldo. En 1993 Recibió el premio nacional del Círculo de Periodistas de Bogotá en la categoría de prensa, así como el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar en 1985 y 1986.

Otros reconocimientos fueron los premios San Gabriel del Episcopado Colombiano en 1994, Germán Arciniegas de la Editorial Planeta en 1995 y el Premio latinoamericano a la ética periodística otorgado por el Centro Latinoamericano de Periodismo.

En el año 2014 recibió el reconocimiento a la Excelencia periodística del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo Iberoamericano en la ciudad de Medellín.

En 1998, se desempeñó como Defensor del lector del diario EL TIEMPO, cargo en el que sucedió a Leopoldo Villar Borda. «Desde un principio saludé la creación de la institución del defensor, porque fue un paso adelante en el respeto al lector y en la lucha de un medio por su credibilidad», comentó en su momento el comunicador.

Durante varias décadas, Restrepo trabajó como periodista independiente, fue director de la Fundación para la Libertad de Prensa y fue columnista de los diarios El Espectador y El Colombiano.

Fue distinguido con los premios Simón Bolívar de televisión, en 1985 y 1986; el CPB, en 1993, y el Simón Bolívar A la vida y obra de un periodista, en 1997, por mencionar algunos.

En una entrevista con EL TIEMPO, en 2014, comentó sobre los estudiantes de periodismo: “Los veo muy ilusionados, y eso es bueno y es malo, porque tienen mayores expectativas de lo que pueden llegar a encontrar, pero al mismo tiempo se trata de centrar su ilusión. Muchos quieren ser ricos y famosos, lo que denota una ausencia de conocimiento sobre el periodismo; esto no es para hacerse rico y, si acaso, algo de fama”.

En redes sociales, colegas y amigos expresaron su pesar por la partida de un maestro del periodismo.

También te puede interesar