Cine

La ‘resurrección’ de James Dean para una nueva película causa revuelo en las redes

James Dean estrella del cine de finales de los años 50 / Foto: Public Domain

Sputnik – El célebre actor hollywoodense James Dean, que murió en 1955 a los 24 años en un trágico accidente automovilístico, protagonizará una película titulada ‘Finding Jack’ gracias a la tecnología CGI (imágenes generadas por ordenador).

La cinta bélica, basada en la novela homónima de Gareth Crocker y dirigida por Anton Ernst y Tati Golykh, estará ambientada en la Guerra de Vietnam y tratará sobre el abandono de más de 10.000 perros militares.

«Buscamos al actor perfecto para interpretar el papel de Rogan, que tiene algunos arcos narrativos extremadamente complejos, y, después de meses de investigación, optamos por James Dean», declaró Ernst al medio Hollywood Reporter.

«Su familia lo ve como su cuarta película, una cinta que nunca llegó a hacer. Nuestra intención es no decepcionar a sus fans», agregó.

Millonarios del más allá: estas son las celebridades difuntas que siguen ganando dinero Se espera que el filme se estrene el 11 de noviembre del 2020, el Día de los Veteranos.

Lluvia de críticas ç

La decisión de los creadores generó una oleada de críticas por parte de varios actores de Hollywood.

Así, la actriz Julie Ann Emery declaró a través de su cuenta de Twitter que «ese no es James Dean. Es su cara en una interpretación en captura de movimiento y un actor anónimo poniéndole voz y decisiones. Me gustaría saber cómo van a ser los créditos. Cómo se pagará a los actores reales. Y qué poco entiende este equipo del oficio de actor».

Por su parte, el actor Chris Evans ironizó con que James Dean estaría «encantado».

«Esto es horrible. Quizá podamos hacer que una computadora nos pinte un nuevo Picasso. O escribir un par de nuevas canciones de John Lennon. La completa falta de entendimiento aquí es vergonzosa», subrayó.

La hija del fallecido actor Robin Williams, Zelda, también criticó la idea. «He hablado con amigos de esto durante AÑOS y ninguno de ellos creía que la industria fuera a caer tan bajo con la mejora de la tecnología. Truco publicitario o no, esto es convertir en títeres a los muertos por su influencia y sienta un precedente terrible para el futuro de la interpretación».
A su vez, el mítico Frodo del Señor de los Anillos, Elijah Wood, declaró que «esto no debería ocurrir».

Sin embargo, esta no es la primera vez que los cineastas utilizan la imagen de un actor fallecido para dar vida a un personaje. Así, la princesa Leia, Carrie Fisher, apareció en la película Star Wars: Episodio XI dos años después de su muerte. Por su parte, el actor Paul Walker, quien falleció en un accidente de tráfico en noviembre de 2013, regresó a la pantalla en la séptima entrega de la franquicia Fast & Furious.

También te puede interesar