Salud

Nuevo estudio muestra que los riesgos genéticos de la demencia pueden reducirse

Los secretos de llevar una vida saludable nos pueden alejar de riegos futuros. /Foto - Vida saludable

Estilo de vida saludable podría reducir riesgos genéticos de demencia

Por : Fabienne Lang

El equipo de investigadores de la Universidad de Exeter en Inglaterra encontró esta información interesante y prometedora mientras recopilaba datos de casi 200,000 personas. Descubrieron que el riesgo puede reducirse hasta en un tercio con un estilo de vida saludable.

El estudio se publicó el domimngo en el Diario de la Asociación Médica Americana (JAMA) y se reveló en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer en Los Ángeles, EE.UU.

¿Qué es un «estilo de vida saludable»?

Los investigadores consideraron a las personas con un estilo de vida saludable como aquellas que obtuvieron altas calificaciones en una combinación de dieta, tabaquismo, ejercicio y alcohol.

Una persona sana debería tener un ciclo de ejercicio a un ritmo normal durante al menos dos horas a la semana, una dieta balanceada con al menos tres porciones de vegetales o frutas al día, comer pescado dos veces por semana y rara vez comer carnes procesadas.

Mientras que una que tiene un estilo de vida poco saludable, fuma regularmente, no hace ejercicio y tiene el habito de beber.

El estudio analizó el ADN de 196,383 personas desde los 60 años de edad en adelante, durante ocho años, para encontrar el vínculo entre el estilo de vida y la demencia.

El objetivo era evaluar los riesgos genéticos de desarrollar demencia, en aquellos que llevan estilos de vida poco saludables, y mostró que 18 de cada 1,000 personas nacidas con genes de alto riesgo contrajeron la enfermedad, mientras que solo 11 de cada 1.000 personas de alto riesgo lo capturaron al llevar un estilo de vida saludable.
A pesar de que estos pueden no parecer números muy diversos entre personas sanas y no sanas, los investigadores dijeron que incluso reducir las tasas de demencia en un tercio tendría un fuerte impacto en los grupos de mayor edad donde la enfermedad es más común. Sesenta años de edad todavía se considera joven en términos de desarrollar demencia.

El Dr. Davild Llewellyn, el autor principal del estudio, dijo que «podría equivaler a cientos de miles de personas», si la cantidad de personas que desarrollan demencia se redujera en un tercio.

A pesar de que esta investigación no puede curar la demencia o impedir que las personas la desarrollen por completo, detecta patrones para ayudar a reducir las posibilidades de contraer la enfermedad.

También arroja luz sobre la creencia de que todas las personas con demencia fueron transmitidas por sus genes y están 100 por ciento posibilitadas para desarrollar la enfermedad. Incluso esas personas predispuestas genéticamente pueden minimizar sus riesgos.

«Esta investigación entrega un mensaje realmente importante que socava una visión fatalista de la demencia. Algunas personas creen que es inevitable que desarrollen demencia debido a su genética. Sin embargo, parece que puede reducir sustancialmente el riesgo de demencia al llevar un estilo de vida saludable. «, dijo Llewellyn.

También te puede interesar