Política

Pensión asistencial para mayores de 70 años propone Óscar Iván Palacio, candidato al Senado

De manera excepcional se fijaría esta pensión a los 60 años para los adultos inválidos y las víctimas del conflicto.

Fijar una pensión asistencial para los mayores de 70 años, pertenecientes a los estratos 1 y 2, que no tengan patrimonio, ni ingresos económicos, propuso el candidato al Senado Óscar Iván Palacio Tamayo, del Partido Conservador, número 51 en el tarjetón.

Palacio Tamayo, quien se ha convertido en los últimos 15 años en el ‘ángel de la guarda’ de los jubilados y especialmente de los que no tienen pensión, ha señalado que la pensión asistencial tendría dos modalidades: la primera o simple que favorecería a los que nunca cotizaron en toda su vida laboral o lo hicieron y no superaron los siete años, incluido el tiempo servido al Estado. A ellos se les reconocería una pensión asistencial equivalente a una tercera parte de un salario mínimo vigente.

La segunda modalidad o mixta iría encaminada a quienes cotizaron más de siete años, incluido el servicio al Estado, sin lograr las semanas requeridas para la pensión de vejez. Se les otorgaría una pensión asistencial entre el 35 y el 65 del salario mínimo legal y proporcional al tiempo cotizado.

“Con esta propuesta se favorecería a cerca de un millón de personas de 70 años que está en la pobreza extrema y que sobrevive con menos de 40 dólares (120 mil pesos) al mes”, expresó el candidato Palacio Tamayo.

En la fase inicial de esta prestación económica asistencial se priorizaría a los adultos mayores campesinos o víctimas de la violencia. Según la iniciativa, de manera excepcional se fijaría esta pensión asistencial a los 60 años, solo para los adultos inválidos o los actores del conflicto armado, que se reinserten como resultado del actual proceso de paz.

Para la financiación de la pensión asistencial, el candidato Palacio Tamayo propone destinar los excedentes que las entidades territoriales tienen en el FOPEP (Fondo de Pensiones Públicas), lo mismo que fijar un impuesto a todos los juegos de azar y a las utilidades de las loterías públicas y similares. También determinar un porcentaje permanente de las regalías.

También te puede interesar