Nacionales

Sesiones ordinarias del Congreso en su etapa final empezarían hasta abril

El segundo periodo de la cuarta y última legislatura de este Congreso de la República se iniciará el próximo 16 de marzo, no obstante, debido a que cae un día viernes; además hay un puente de por medio y luego para rematar está la Semana Santa. Los parlamentarios iniciarían labores efectivamente en la primera semana del mes de abril; mientras tanto hay una serie de decisiones pendientes como es la preparación y radicación por parte de los legisladores del proyecto de ley que crea 16 curules en la Cámara de Representantes para las víctimas del conflicto armado.

El viernes 16 de este mes, los parlamentarios tendrán que asistir a la instalación del segundo periodo, varios de los cuales con caras largas y desgano porque se quemaron en las elecciones parlamentarias del 11 de marzo. Por ello es previsible que después de la instalación del periodo legislativo y unos cortos saludos, la mayoría salga para el aeropuerto Eldorado para aprovechar el puente porque el lunes 19 es el festivo de San José.

El martes 20 de enero el Congreso de la República ya debe comenzar a trabajar en lo que corresponde a sus 14 comisiones constitucionales y las plenarias, pero es previsible que el ausentismo parlamentario reine así como el día siguiente. El jueves y viernes de esa semana no se sesionará como es costumbre.

Sigue la Semana Mayor en la cual el Congreso de la República, por lo general, no sesiona. Por ello las labores del Legislativo comenzarán en forma solo hasta el martes 3 de abril.

El Congreso de la República tiene represado el trámite de una importante parte de los proyectos de ley y de reforma que se han radicado debido a que, como se sabe, el año anterior toda la atención y la mayor parte del tiempo se lo llevaron las iniciativas para la implementación del acuerdo de paz que se estudiaron por la vía rápida o fast track.

En ese sentido, es prioritario que los parlamentarios tramiten esos proyectos para que no se hundan así como los que el Gobierno trae debajo del brazo para lo que falta de la implementación del acuerdo de paz.

Aparte de ello, tras el hundimiento el año pasado de la reforma constitucional que creaba 16 curules en la Cámara de Representantes para las víctimas del conflicto armado, parlamentarios de distintos partidos se comprometieron a confeccionar una nueva iniciativa corrigiendo las falencias que llevaron al hundimiento de la anterior, y presentarla al principio de este periodo legislativo.

No obstante, además de las buenas intenciones que se han manifestado en ese sentido y un par de reuniones, lo que se sabe es que no se ha avanzado en esta iniciativa porque los parlamentarios han estado de tiempo completo en su campaña para los comicios legislativos de este 11 de marzo.

El presidente del Senado, Efraín Cepeda, dijo hace algunas semanas que la idea es consensuar textos y añadió que “por eso cada partido político designará sus representantes. Para ello un equipo técnico comenzará a reunirse desde mañana (miércoles 31 de enero) con delegados del Ministerio del Interior”.

Recalcó Cepeda que “la idea es que en el mes de marzo tengamos ese texto consensuado entre todos los partidos, para que sea inmediatamente radicado y se tramite sin dilación alguna, de manera que quede clara la voluntad del Congreso de que las víctimas deben estar representadas, pero queremos una elección legítima, que emane de las propias víctimas”.

Concluyó que la idea es que en octubre o en noviembre de este año se hagan las elecciones de las víctimas para que se incorporen a la Cámara de Representantes.

Otro asunto que se requiere que el Congreso se ocupe, es de la suspensión del senador Álvaro Ashton, quien fue capturado en diciembre pasado producto de una investigación por parapolítica que adelanta la Corte Suprema de Justicia.

A pesar de que el Parlamentario liberal está privado de la libertad, sigue recibiendo su salario hasta que la Plenaria del Senado reciba, por parte de la Comisión de Ética, una resolución con la cual se concrete la suspensión, tema que no se ha podido resolver debido al receso legislativo que arrancó en diciembre pasado.

 

 

También te puede interesar